Un Tricolor ‘bipolar’ hila segundo tropiezo en Toulon

Excélsior
2016-05-20

París.- La Selección Mexicana vivió dos panoramas distintos en la derrota de 1-2 ante República Checa. El primer lapso fue una pesadilla para el Tricolor, mientras que en la parte complementaria tuvo una leve mejoría. Con dos derrotas seguidas, está casi fuera del Torneo Esperanzas de Toulon.

Al minuto 10, los checos abrieron el marcador al lanzar un pase filtrado y Dominik Preisler remató a puerta para superar a Raúl Gudiño.

Los mexicanos andaban mal y su rival lo aprovechó. Un balón a segundo poste provocó el descuido de Osvaldo Rodríguez, que no pudo despejar el esférico y Matej Pulkrab se le adelantó para rematar de cabeza y hacer el segundo al 14’.

El Tricolor se sacudió la presión hasta pasada la media hora. Antes, no generó ninguna jugada de peligro.

Al 33’, Erick Torres lanzó un disparo cruzado que no inquietó al arquero Ludek Vejmola.

Al 36’, México por fin llegó al área enemiga con peligro, pero Jesús García nulificó la acción al abanicar el esférico.

Para el segundo lapso, Raúl Gutiérrez hizo varias modificaciones y se vio un combinado más ordenado y con llegada.

Al 58’, Carlos Fierro estuvo de acortar distancias con un gran disparo, pero el arquero checo atajó con el cuerpo.

Dos minutos después, tras un tiro de esquina, el arquero salió mal, Simon Falta rechazó el esférico, lo dejó en el área y Jordan Silva lo empujó para sacudir las redes.

México intentó empatar el encuentro, pero ya no le alcanzó.

El Tricolor se queda con cero unidades por seis de la República Checa.