“Que hablen”; señalamientos pasan de largo en Chivas

Excélsior
2016-11-24

Ciudad de México.- Los señalamientos que lanzó el técnico de las Águilas, Ricardo Antonio La Volpe, en contra de las Chivas, en el sentido de que se han visto beneficiadas por el arbitraje en fechas recientes, pasaron de largo para el plantel rojiblanco.

Jair Pereira, capitán del Rebaño, comentó que el Bigotón es libre de opinar lo que desee, sin darle importancia a las palabras que vertió, en las que además expuso su sentir de que a la FMF no le convendría tener a las Águilas en la final, porque jugarían la vuelta el 25 de diciembre, tras disputar el Mundial de Clubes.

“Cada quien puede opinar lo que quiera, nosotros no nos metemos con lo que diga, nos ocupamos de hacer bien nuestro trabajo. Lo que digan ellos está bien, nosotros nos ocuparemos de realizar nuestro trabajo y tratar de salir a ganar este encuentro”, comentó.

Pereira señaló que su único enfoque en este momento es sacar un resultado positivo frente al América, que les ayude a encarar con buenas posibilidades el juego de vuelta. No anticipó algún resultado, aunque ganar sería lo óptimo.

“Será un partido muy importante en el que buscaremos lograr el primer objetivo, que es avanzar a la siguiente fase. Es un partido importante para nosotros, sabemos que será una serie complicada, pero tenemos retos importantes en esta nueva liguilla y esperamos ganarles”, sentenció el zaguero.

Pereira fue el único jugador de las Chivas que pudo detenerse para platicar con los medios, aunque lo hizo entre empujones de los aficionados y gente de seguridad del Aeropuerto de la Ciudad de México.

El arribo de las Chivas a la capital del país desbordó el ánimo de los cerca de 400 aficionados que se dieron cita en el aeropuerto.

Los seguidores rojiblancos que asistieron le pusieron color y no perdieron  la oportunidad de hacerle ver a sus jugadores su deseo de echar nuevamente a las Águilas, para amargarles todavía más la celebración de su centenario.

Durante la noche, en el hotel de concentración, la unión entre  los aficionados y el plantel rojiblanco se estrechó más con una serenata bien organizada que llevó a Matías Almeyda, Orbelín Pineda, Jair Pereira, Ángel Zaldívar y Alan Pulido a integrarse a la fiesta.