Chargers buscan revancha en duelo de playoffs contra Ravens

Associated Press
2019-01-05

Baltimore.- Han pasado seis años desde que los Ravens albergaron un partido de postemporada, por lo que perdonen al guard Marshal Yanda por olvidar el protocolo en cuanto a la repartición de los boletos.

“Alguien me preguntó si recibimos boletos para los juegos de postemporada y realmente no me podía acordar”, dijo esta semana. “Fue como: ‘Ha pasado un rato’”.

La última vez que Baltimore jugó en casa en la postemporada de la NFL fue en 2012, cuando el linebacker Ray Lewis y el quarterback Joe Flacco diseñaron una victoria por 24-8 sobre Indianápolis para llegar hasta el Super Bowl.

Lewis ahora es miembro del Salón de la Fama y Flacco estará en la banca cuando el novato Lamar Jackson y los Ravens (10-6) enfrenten a los Chargers de Los Ángeles (12-4) en el duelo de wild card del domingo.

Es una revancha del choque ocurrido hace dos semanas, cuando Baltimore tomó el control de la División Norte de la Conferencia Americana con una victoria de 22-10 que dejó a los Chargers en el sexto sitio de la conferencia. Una de las mejores defensas de la liga limitó al quarterback de Los Ángeles Philip Rivers a 181 yardas por aire con dos intercepciones.

“Sabes que van a regresar con cambios, con giros inesperados y que van a jugar mucho mejor, porque saben lo que ocurrió en el primer partido”, dijo Eric Weddle, safety de los Ravens y quien jugó nueve años con los Chargers antes de firmar como agente libre con Baltimore en 2016.

El plan de juego es importante, pero minimizar los errores es realmente lo que cuenta.

“No creo que sea un gran secreto lo que todos están haciendo”, comentó el entrenador de Los Ángeles Anthony Lynn. “Quien tenga la mejor ejecución es el que va a ganar este partido”.

Si la experiencia significa algo para el quarterback, los Chargers tienen la ventaja. Rivers, de 37 años, ha estado en la NFL desde 2004 y ha sido titular en nueve encuentros de playoffs.

Jackson, quien jugaba en Louisville hace un año, ha sido titular por apenas dos meses. El jugador 21 años será el quarterback más joven en iniciar un partido de postemporada.

Sin embargo, los Ravens tienen una foja de 6-1 cuando Jackson es el titular y su habilidad de correr ha convertido a la ofensiva de Baltimore en una unidad bastante eficiente.

“No hay un sustituto para la experiencia”, dijo el coordinador ofensivo de Baltimore, Marty Mornhinweg. Pero rápidamente agregó: “Ahora, a veces, también se trata de la calidad de esa experiencia. (Jackson) ve todas las cosas que ha hecho y es muy maduro para esa edad en muchas formas. Además, es un joven con mucha confianza”.

Esta es la primera aparición de los Chargers desde la temporada de 2013 y segunda desde 2010.

“Cuando eres más joven piensas en eso y tienes una oportunidad para llegar cada año”, dijo Rivers. “Luego cuando vas una vez en los últimos nueve o 10 años, te das cuenta de lo efímero que esto es y lo difícil que es llegar”.

Mientras que Baltimore regresa luego de una ausencia de tres años.

“Estar en esta liga, jugar estos partidos, es lo que estuviste esperando”, señaló el linebacker de los Ravens Matthew Judon, quien arribó a la NFL en 2016.