Autoridades previenen fraudes en paquetes para Olímpicos de Río

Notimex
2016-06-10

Ciudad de México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Nacional del Deporte (Conade) dieron a conocer que la empresa Cartan Tours es la agencia oficial para la venta de boletos y paquetes turísticos para asistir a los XXXI Juegos Olímpicos que arrancarán el próximo 5 de agosto en Río de Janeiro, Brasil.

Lo anterior, como seguimiento al convenio que firmaron los titulares de ambas dependencias, Ernesto Nemer y Alfredo Castillo, el pasado 1 de junio, en el que acordaron implementar medidas conjuntas de prevención para evitar posibles abusos e irregularidades relacionadas con la compra de paquetes para los Juegos Olímpicos que serán inaugurados el 5 de agosto.

Así, la agencia Cartan Tours es la única autorizada y avalada por el Comité Olímpico Internacional, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y por el Comité Olímpico Mexicano, informó la Conade a la Profeco.

Por ello, se recomienda a los compatriotas interesados en asistir a la justa olímpica adquirir sus boletos únicamente a través de dicha empresa, para evitar fraudes y engaños.

Se estima que cerca de 35 mil consumidores mexicanos buscarán adquirir entradas para los eventos olímpicos, comprar vuelos hacia y desde Brasil, así como contratar hospedaje, entre otras actividades.

Por ello, Nemer dio a conocer la creación del correo electrónico [email protected] como un canal directo de comunicación para recibir las denuncias por irregularidades relacionadas con la compra de paquetes turísticos para Río 2016 y para la recepción de dudas por parte de los consumidores mexicanos relacionada con los proveedores autorizados.

Asimismo, se implementará un operativo especial de verificación a la publicidad relativa a la venta de paquetes para asistir a las olimpiadas, tanto vía internet como en medios tradicionales con la finalidad de identificar a posibles empresas que se ostenten como autorizadas para vender entradas a los eventos deportivos, sin contar con la autorización respectiva.