Se alista Sears para posible liquidación

Agencias
2019-01-06

Nueva York.- Sears Holdings Corp está preparando una posible liquidación luego de que la oferta del presidente, Eddie Lampert, de comprar varios cientos de tiendas para salir de la bancarrota no convenciera a banqueros, dijeron personas con conocimiento del asunto.

El minorista icónico comenzó a sentar las bases para una liquidación después de las reuniones del viernes en las que sus asesores sopesaron los méritos de una oferta de 4 mil 400 millones de dólares del fondo de cobertura de Lampert para comprar a Sears como una empresa en marcha, dijo la gente, que pidió no ser identificada porque las discusiones son privadas.

Si el minorista de 125 años cae en bancarrota, como Toys "R" Us en el 2018, y Borders Group Inc en el 2011, marcaría la mayor fatalidad en el apocalipsis minorista provocada por un cambio a las compras en línea.

Si bien las inversiones de Lampert no lograron convencer a los banqueros de la viabilidad de su oferta, aún podrían realizar mejoras de última hora antes de una audiencia de estado el martes.

Lampert también describió un plan de respaldo en el que ESL continuaría comprando algunas de las partes de Sears, incluidos los bienes raíces y la propiedad intelectual, como su marca.

Los portavoces de Sears y ESL declinaron hacer comentarios, al igual que un representante de Lazard Freres & Co, que aconseja a Sears.

El minorista, que incluye las tiendas departamentales homónimas y la cadena Kmart, ingresó en octubre bajo la protección del Capítulo 11 con una deuda de 11 mil 340 millones de dólares y una advertencia de que corría el riesgo de ser relegado al "basurero de la historia" con 68 mil puestos de trabajo en juego.

Su presentación marcó la segunda quiebra minorista más grande de la historia, según Bloomberg Data, justo después de la del especialista en bienes raíces Capmark Financial Group Inc, con 21 mil millones de dólares en pasivos. El tercero más grande, Toys "R" Us, tenía alrededor de 8 mil millones en deuda. Su intento de reorganizarse a través de la quiebra fracasó.

Sears ha impulsado la esperanza de poder reestructurarse con un grupo más pequeño de tiendas más rentables. La oferta presentada por Lampert a fines de diciembre tenía la intención de mantener abiertas 425 tiendas, a la vez que conservaba hasta 50 mil empleos.

Pero cuando los representantes de la compañía, junto con los acreedores y otras partes, se reunieron en Nueva York el viernes para evaluar los méritos de la oferta, encontraron una serie de deficiencias, dijeron personas con conocimiento de las discusiones.

Las brechas permanecían en parte del financiamiento y el plan no habría proporcionado suficiente efectivo para cubrir los costos incurridos en la quiebra, dijeron las personas. También subvaluaba el inventario y otros activos en relación con lo que los liquidadores prometían pagar.

Otro punto clave: la mayor parte de la oferta de Lampert se basó en que él fuera dueño de la empresa reorganizada a cambio de la condonación de mil 300 millones de dólares de la deuda que tiene. Pero la validez de esos reclamos, acumulados en una serie de escisiones, refinanciaciones y otras transacciones, ya ha sido cuestionada por un grupo de acreedores. El plan de ESL no incluyó un respaldo de efectivo para esa parte de la oferta.

ESL ha dicho que sus gravámenes son válidos y se produjo después de que la firma extendiera más de 2 mil 400 millones de dólares de financiamiento garantizado para mantener a Sears a flote.

Sears le dijo a la firma de bienes raíces Jones Lang LaSalle Inc que continúe comercializando las propiedades de la compañía y aceptando ofertas en el mercado abierto, aunque la fecha límite para esas ofertas era el 28 de diciembre, de acuerdo con una de las personas.

La oferta de Lampert incluyó una propuesta secundaria en caso de que la puesta en marcha fuera a fallar. Incluía la compra de bienes raíces seleccionados por mil 800 millones de dólares y la propiedad intelectual de Sears, como la marca. Gran parte de ese plan también se financiaría perdonando parte de la deuda que tiene.

Anteriormente en la bancarrota, los acreedores cuestionaron si las transacciones que involucraban a Lampert les habían robado 2 mil 600 millones de dólares, preparando el escenario para el conflicto sobre los acuerdos con el mismo inversionista que está ofreciendo salvar la compañía.

El ESL de Lampert dijo que sus transacciones se realizaron de buena fe y en términos justos a otras partes interesadas.