Las delicias de la moda; curiosidades

Agencias
2017-06-22

Ciudad de México.- El chef manchego Javier Aranda y el diseñador Rubén Gómez sorprendieron durante la segunda edición de Nomad Fashion Show, evento que reúne a los amantes de la moda, gastronomía, arte y belleza en el Hotel Iberostar Las Letras Madrid; al elaborar un traje comestible que los asistentes pudieron degustar.

El joven chef toledano (30 años) cuenta con una estrella Michelin en cada uno de sus locales madrileños: La Cabra y Restaurante Gaytán, cumpliendo lo que deseaba desde que se propuso las aperturas: sorprender.  Además, ha cosechado otros premios de reconocido prestigio como Sol Repsol y Metrópoli.

Para el mayor encuentro independiente de moda y tendencias diseñó un traje comestible en mancuerna con el diseñador Rubén Gómez, quien en 2015 se proclamó ganador del certamen Samsung EGO Innovation Project.

En ocasiones anteriores se han visto propuestas de vestimenta comestible (o no), como el disfraz de Cheeto con el que apareció Katy Perry en la fiesta de Halloween de Kate Hudson en 2014 y el comentado vestido hecho de carne de res de Lady Gaga con el que se presentó en los MTV Awards de 2010, diseñado por Franc Fernández, realizado con más de 25 kilos de falda de ternera y criticado por haber sido una copia del Flesh Dress for an Albino Anorectic de la artista checo canadiense Jana Stebak en 1987; o el vestido de novia presentado por el diseñador colombiano Juan Manuel Barrientos en Colombiatex 2011, creado en conjunto con la ingeniera textil Ana Elisa Casas.

Para la creación de esta prenda utilizaron malvavisco, el cual formó una tela con la que hicieron una falda y un top.

Hoy en día estas arriesgadas propuestas son cada vez más frecuentes y abren un abanico de posibilidades para crear mancuernas en distintos gremios como lo son la gastronomía y el diseño.