Aseguran a 35 menores en fiesta "escandalosa"

El Diario de Juárez
2017-04-24

Ciudad Juárez.- Agentes de la Policía Municipal arrestaron a José Ángel M. G. y Alejandro R. R. por su presunta responsabilidad en la comisión de delitos contra la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, además contra la salud, porque se les localizó una pistola calibre 9 milímetros con 10 cartuchos útiles y cinco envoltorios de mariguana.

La acción ocurrió en una fiesta en la que fueron asegurados 35 menores y siete personas adultas entre hombres y mujeres.    

Durante los primeros minutos de la madrugada de ayer agentes municipales realizaban labores de prevención y vigilancia en el fraccionamiento Jardines del Valle, de pronto fueron enviados a atender un llamado recibido en el número comunitario de la Estación de Policía del Distrito Oriente (656) 597-4213, que hicieron ciudadanos para reportar una fiesta escandalosa en una vivienda ubicada en el cruce de las calles Valle Alto y De las Piñas.

Los agentes preventivos arribaron al lugar, donde observaron a un grupo que alteraba el orden público y tomaba bebidas alcohólicas en el exterior de un domicilio.

Enseguida realizaron el aseguramiento de 35 menores con edades entre los 14 y 17 años, así como a siete adultos. Varios dijeron que celebraban los 17 años de un amigo de nombre Abel.

Al realizar una inspección los agentes localizaron un arma de fuego calibre 9 milímetros con un cargador abastecido con 10 cartuchos útiles, por lo que fue detenido José Ángel M. G. de 38 años, quien fue señalado por los asistentes como quien permitió la fiesta en su casa, la que fue organizada por sus dos hijas adolescentes.

A uno de los invitados, de nombre Alejandro R. R. de 16 años, se le encontraron cinco envoltorios de mariguana.

José y Alejandro fueron consignados ante la autoridad correspondiente, por su presunta responsabilidad en la comisión de delitos.

Posteriormente los siete adultos, tres hombres y cuatro mujeres, fueron presentados ante el juez de Barandilla en turno, quien se encargó de calificarlos por la falta administrativa cometida, mientras que el resto de los menores asegurados fue canalizado al departamento de Trabajo Social de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

Personal de la dependencia se encargó de recibirlos y atenderlos para posteriormente contactar a sus padres y ponerlos al tanto de la situación en la que se encuentran sus hijos.