Discapacidad, doble desafío en escuelas

Karen Cano/El Diario
2017-09-18

Ciudad Juárez.- Cuarenta y cuatro estudiantes que asisten a la Escuela Secundaria del Magisterio 8392 Tierra y Libertad son alumnos que presentan alguna discapacidad, y sin embargo, la escuela no cuenta siquiera con un servicio sanitario especializado para ellos.

“Hemos hecho gestiones pero no ha habido presupuesto. Las rampas las terminamos poniendo nosotros porque algunos estudiantes no podían ingresar”, dijo el director de la escuela, Juan Ángel Beltrán.

Las maestras designadas al recinto por parte de la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (Usaer) indican que dentro de las aulas la dinámica es de total integración.

En cada salón hay por lo menos cinco estudiantes con alguna discapacidad, los cuales llevan sus tareas y reciben clases como cualquier otro alumno.

“Aquí siempre vienen todos los niños con discapacidad, porque aquí no están segregados, están mezclados en los grupos y no tenemos problemas de ‘bullying’. Todos se aceptan y conviven sanamente”, dijo María del Carmen Rosales García, maestra de Usaer.

No obstante, el no contar con la estructura adecuada es un problema para los adolescentes.

De los 270 alumnos que hay en este plantel, 44 tienen discapacidad intelectual, motriz, auditiva o visual. En el caso de los niños que utilizan aparatos para caminar, el ir al baño es toda una odisea, pues requieren el apoyo total de algún maestro.

“No hay un baño para ellos, aquí o cabe el niño o cabe su aparato. Los hemos solicitado antes pero nunca nos han hecho caso”, dijo la maestra.

Lo mismo había pasado con las rampas, mismas que terminaron colocando ellos con recursos de los padres de familia, en aquellos sitios en donde eran imprescindibles como la entrada al plantel y a otras áreas a desnivel.

“Tenemos 10 años pidiendo un domo. Tenemos niños con epilepsia a los que el sol les hace mucho daño y podrían, incluso, provocarles ataques. Pero nunca nos han escuchado”, dijo la maestra Mirna Soto Sánchez.

Dado que los padres de familia no están conformes con las condiciones de la escuela, se informó que han juntado firmas que serán entregadas a las autoridades de educación, en donde les expondrán todas las necesidades que requieren.

Las maestras indican que lo más urgente es el servicio de sanitarios.

El director dijo que la escuela presta sus servicios desde hace más de 25 años, y al ser una de las pocas secundarias que cuentan con Usaer en la ciudad, cada ciclo escolar tiene una gran demanda. (Karen Cano / El Diario)

El dato

Aunque el 16% en la Escuela Secundaria Magisterial tiene un padecimiento, no hay ni baños aptos