García Chávez acusa al gobernador de proteger a exsecretario de Hacienda

De la Redacción
2019-01-07

Chihuahua.- El activista Jaime García Chávez acusó al gobernador Javier Corral Jurado de proteger al extitular de la Secretaría de Hacienda, Jaime Ramón Herrera Corral.

Luego de que se anunciara la desaparición del Banco Progreso Chihuahua para reconstituirse por segunda ocasión como Bankaool, el líder de la asociación Unión Ciudadana señaló que Javier Corral protege al “gran orquestador de la quiebra, el endeudamiento y el robo de dinero público, Jaime Ramón Herrera”.

El exsecretario de Hacienda durante la administración del prófugo César Duarte Jáquez (2010- 2016) fue uno de los principales accionistas de Banco Progreso Chihuahua y fue denunciado en 2014 por Unión Ciudadana, junto con el exmandatario, por enriquecimiento ilícito, tras aparentar ingresos repentinamente multimillonarios en periodos relativamente cortos, mediante la inyección de recursos públicos estatales.

Estas inversiones millonarias, de las cuales César Duarte destinó más de 60 millones de pesos, era a fin de que Banco Progreso Chihuahua pudiera acreditar las acciones financieras que les permitiera justificar el cambio de unión de crédito a una de banca múltiple regional.

García Chávez señaló en su blog personal que, tras el anuncio de los socios del Grupo Progreso ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para constituirse como una institución bancaria en todo el país bajo la nueva razón social de Bankaool, debe ser escrutada y sancionada por las autoridades federales.

“Esa falta de voluntad política y la personalización del ‘combate a la corrupción’ también ha estado presente en la cuestionable parsimonio del gobierno panista local, que viva la paradoja de haber obtenido el poder mediante la apropiación electorera del estandarte antiduartista y no actuar francamente contra los principales operadores del mayor desfalco al erario de la historia de Chihuahua”, escribió el activista, haciendo referencia a la colaboración y denuncia pública que hizo Javier Corral en 2014, cuando fungía como senador de la república por Chihuahua.

“(Lo anterior), sin contar las complicidades del panismo cupular con el duartismo político, encarnado en un grupo que aún permea en la burocracia y en la nómina, o en el beneficio, ilegal e inmoral, que provee protección a personajes como el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, bajo la figura de lo que en términos coloquiales se conoce como ‘testigo protegido’ ”, señaló García Chávez.

El activista consideró que la CNBV debe ofrecer explicaciones a la opinión pública sobre por qué ordenaron a los socios del Grupo Progreso desistirse del proyecto de constitución del Banco Progreso Chihuahua, que les había sido aprobado el 21 de marzo de 2014, a fin de poder hacer la compra venta de Bakaool, con sede en la Ciudad de México.

“Esta historia, entonces, tiene aún páginas por escribirse, pero no será Unión Ciudadana quien retarde ni encasille el tema para provocar el avance de los acontecimientos.

Es en la oficina de Javier Corral”, expuso García Chávez, “donde parece catapultarse la detención de Duarte hasta el 2012 y se protege al gran orquestados de la quiebra, el endeudamiento y el robo del dinero público, Jaime Ramón Herrera Corral”.