Costará 16 mdp combatir la corrupción

De la Redacción/El Diario
2019-01-09

Chihuahua.- La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción tendrá un presupuesto de 16 millones 688 mil pesos para 2019, recurso con el que deberá dar los primeros pasos para instituirse desde cero en un proceso que inicia con la búsqueda de instalaciones y personal.
Aunque se trata de un organismo autónomo, depende financieramente de la Fiscalía General del Estado (FGE), la cual en este año tuvo una asignación de 4 mil 794 millones de pesos según el Presupuesto de Egresos 2019 publicado en el Periódico Oficial del Estado.
De entre cinco fiscalías especializadas dependientes de la FGE, la que deberá combatir la corrupción es la segunda con menor presupuesto, siendo la de Operaciones Estratégicas la que más acumuló con 37 millones 974 mil pesos, seguida por la de Violaciones a los Derechos Humanos y Desaparición Forzada con 18 millones 085 mil pesos, y la de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales con 27 millones 209 mil pesos, mientras que, sin embargo, supera a la de Control, Análisis y Evaluación que recibirá 6 millones 855 mil pesos.
De este recurso, la nueva fiscal anticorrupción percibirá un sueldo de 87 mil pesos mensuales: 26 mil 523 pesos de salario, más 54 mil 746 de remuneración y otros 7,488 asociados a la plaza, según el citado documento.
Gema Chávez, fiscal especializada en el combate a la corrupción en Chihuahua, comentó que aún se encuentran en la fase inicial para consolidar este proyecto, pero detalló que la Fiscalía a su cargo se compondrá de la oficina de la fiscal que la encabeza, así como una dirección jurídica, una dirección administrativa y la dirección de investigación, análisis y auditoría, que vendría a ser la parte técnica y especializada.
Asimismo se proyecta la creación de tres grandes áreas; la oficina de asuntos especiales (misma que ahora trabaja en los “Expedientes X”), la coordinación central ubicada en la ciudad de Chihuahua y la coordinación Zona Norte, que estaría en Ciudad Juárez.
Detalló que actualmente la única que está funcionando es la de Asuntos Especiales o “mal llamados” Expedientes X: “Esa es el área que ya funciona.
Entonces a qué nos estamos dando la tarea hoy, en conjunto y con apoyo del fiscal general, estamos viendo la forma de dotar y de construir tanto el área de la coordinación central; ministerios públicos, policías, analistas, personal administrativo, así como de la zona norte y eso implica también buscar desde instalaciones físicas, mobiliario, etcétera.
Empezamos con eso ayer y estamos viendo perfiles de las personas que se requieren y la idea es avanzar en la consolidación de ese modelo de Fiscalía que se presentó”, apuntó.
Detalló que para la Zona Centro se requerirán 40 ministerios públicos y alrededor de 12 policías investigadores, mientras que para la Zona Norte, serán entre 10 a 12 fiscales y 12 a 14 policías ministeriales, a los que se añaden contadores, analistas y auditores por la diversidad de perfiles requeridos en la investigación de este tipo de delitos que podrían ser dotados por la Fiscalía General pero sin restar su autonomía de gestión e investigación y dejó en claro que la especialización de los elementos es también una prioridad antes de empezar con los casos.
“La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción cuenta, constitucionalmente hablando, con autonomía técnica y de gestión. Esto es que puede autorregularse y decidir como manejar los asuntos.
Lo que no se tiene es autonomía presupuestaria y ahí es donde entra la relación con la Fiscalía General, porque para que nosotros podamos existir, construirnos, dotarnos, alimentarnos y demás, el fiscal general tiene que incluirnos, y estamos incluso en el organigrama dentro de la FGE, entonces para cuestiones presupuestales, para temas de personal, de dotarnos y de constituirnos dependemos de la Fiscalía General, pero no para la investigación de los asuntos en cuanto a la autodeterminación de los mismos”, señaló.
Por lo anterior señaló que el reto más importante que enfrentan en la actualidad es precisamente ese, la construcción de esta Fiscalía, para lo cual no hay una fecha precisa, para que luego de su consolidación pueda dar paso a investigaciones de hechos de corrupción en las que, enfatizó, no se realizarán persecuciones, sino “investigaciones objetivas e imparciales enfocadas a dar resultados”.