Sin justicia, víctimas de carreterazo

Miguel Chavarría
El Diario
2019-01-10

Chihuahua.- Adán García Moreno, una de las víctimas del accidente que ocurrió en el tramo Sueco-Villa Ahumada el 22 de diciembre pasado, llegó a Chihuahua capital tres días antes del suceso.
Dejó a sus cuatro hijos en su natal Hidalgo para ir a una entrevista de trabajo como chofer de carga en Ciudad Juárez.
Hoy, a 20 días del percance, el hombre de 34 años continúa con un estado de salud delicado y el caso permanece impune. Adán fue una de las 14 personas que resultaron lesionadas de un accidente en el que murieron otras cinco personas, entre ellas una niña de tres años, cuyo cuerpo tardó una semana en ser reclamado por sus familiares, y un funcionario de la Universidad Autónoma de Chihuahua.
Adán, el hidalguense, permanece en coma, imposibilitado de ser trasladado a otro lugar por la gravedad de sus heridas. El estado crítico de Adán lo acompañan su esposa y sus dos hermanos, también de Hidalgo.
“Exigimos justicia y que las autoridades detengan a los responsables del accidente”, exhortó uno de los familiares, quienes permanecen en vela en el Hospital Central Universitario.
La empresa Arzaga, Viajes Económicos, responsable del traslado de Chihuahua a Ciudad Juárez en una vagoneta blanca Chevrolet Express Van del 2005, no cuenta con permisos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para operar como un servicio de transporte público, ni contrato de seguro que proteja a terceros.
Desde el accidente, la página de Facebook del negocio fue cerrada y los números de contacto para organizar los viajes fueron dados de baja.
Además de no contar con permisos de la SCT ni un seguro contra daños a terceros, el vehículo no contaba con tarjeta de circulación, indicaron familiares de la víctima.
La placa con la que transitaba, ELZ2644 no cuenta con infracciones. Todos los gastos están a cuenta de los familiares de las víctimas.
“Los medicamentos para tratar a Adán son muy caros y el hospital no los tiene. Hemos tenido que ir a comprar las medicinas a farmacias particulares”, contó la hermana del accidentado. La carpeta de investigación por el accidente está bajo el expediente 458701/18, a cargo del Ministerio Público de Ciudad Juárez. Las víctimas y sus familiares, sin embargo, están en Chihuahua capital.
“Las autoridades de Juárez nos dijeron que si no había más denuncias ni declaraciones para alimentar la carpeta de investigación iban a cerrar el caso”, explicó el hermano de Adán. Hasta la fecha ningún responsable de la empresa ha sido detenido por la Fiscalía General del Estado (FGE).
El chofer de la vagoneta, según familiares del accidentado, fue uno de los fallecidos. Las personas que usaban este servicio se ponían de acuerdo a través de grupos cerrados y pagaban un costo de 300 pesos para usar el transporte. Adán fue uno de los pasajeros que ese día optó por utilizar ese método de traslado.
Su plan era asistir a la entrevista y regresar con su esposa y cuatro hijos de 12, 11, 9 y 4 años para pasar la Navidad y el Año Nuevo. En el estado de Hidalgo, Adán se dedicaba a cuidar animales en una ranchería, pero llevaba más de un año sin un empleo formal que asegurara los ingresos suficientes para mantener a su familia.
Su esposa ha tenido que pedir ayuda a amigos y familiares para poder costearse el hospedaje, transporte, comidas.
“Vamos a estar aquí hasta que se recupere Adán”, dijo su hermano.
“Estamos devastados”, señaló su hermana. “Es muy joven todavía”, comentó su esposa.
El hidalguense se fracturó ambos tobillos y obtuvo heridas graves en el riñón, pulmones, corazón y cerebro. Los médicos, comentaron los familiares, no conocen el pronóstico a futuro del estado de salud del hombre de 34 años.
La familia de Adán García Romero hizo un llamado a los cercanos de los fallecidos y las víctimas que sobrevivieron al accidente carretero del 22 de diciembre de 2018 para coadyuvar con las autoridades de Ciudad Juárez a rendir declaraciones y presentar denuncias contra los posibles responsables del delito por homicidio.
Su meta es evitar que el caso termine cerrado por falta de pruebas.
La esposa de Adán pidió el apoyo de donadores, ya que el Hospital Central Universitario requiere al menos diez unidades de sangre.
Además, solicitó ayuda económica para poder permanecer en la ciudad y estar al lado de su marido durante su recuperación. Si desea contactar y apoyar a la familia de Adán García Romero, favor de comunicarse al número telefónico: (775) 104 81-59.
[email protected]