El hombre que sacó del clóset a los atletas olímpicos y perdió el respeto de la comunidad periodística

Tomada de ACTITUDFEM
2016-08-12

Nico Hines, periodista de The Daily Beast escribió un reportaje sobre cómo consiguió tres citas con atletas homosexuales en menos de una hora dentro de la Villa Olímpica. Sin embargo, la comunidad LGBT afirma que no fue respetuoso en su tratamiento.

Lo que hizo Hines fue registrarse en Grindr, la app que es como un Tinder únicamente para hombres,  y comenzó a revisar los perfiles. Pero, el  problema es que no es gay e incluso está casado y tiene un hijo.

Y eso no fue todo, en su artículo dio pormenores sobre los atletas encontrados. Estos deportistas no habían salido del clóset públicamente y algunos vienen de países en donde la homosexualidad es causa de prejuicio al grado de significar un peligro para su integridad.

A pesar de que él asegura haberles dicho que era un reportero cuando se lo preguntaron, nunca aclaró si los atletas en cuestión le dieron el consentimiento para que mencionara sus países de origen y otros datos personales, como su altura y peso.

Asimismo, el texto refuerza una serie de estereotipos sobre los homosexuales pues muestra a la comunidad como promiscua y superficial. No es una novedad que a la gente le guste el sexo, ¿por qué debería ser noticia?

Otros profesionales de la información creen que el periodismo ético no debe ser así. Según el código de la Sociedad de Periodistas Profesionales: “el periodismo ético trata a sus informantes, colegas y público como seres humanos merecedores de respeto”.

Nos queda claro que la audiencia no se sintió así pues estos fueron algunos de los comentarios al respecto:

 

Todos tenemos derecho a vivir nuestra sexualidad de la forma que queramos, seamos figuras públicas o no.