Huyen 158 reos de cárcel en Filipinas

Reforma
2017-01-04

Filipinas.- Después de que presuntos rebeldes musulmanes armados entraran por la fuerza a la cárcel de Kidapawan, en la región filipina de Cotabato, 158 reos lograron huir.

Durante el asalto, ocurrido en la madrugada de este miércoles, seis personas fallecieron por disparos durante la balacera entre fuerzas gubernamentales y atacantes; cinco eran fugitivos y el otro un guardia.

Fue una de las fugas más numerosas de los últimos años en el país, explicó el Alcaide interino de Kidapawan, John Bongngat Jr.

Los disparos continuaron durante horas tras el ataque, mientras soldados y policías, algunos en tanques blindados, recorrían los bosques buscando a los 158 reos fugados y a los pistoleros que los liberaron, explicaron Bongngat y el jefe policial de la provincia, Leo Ajero.

Entre los asaltantes, fuertemente armados, se sospecha que hay miembros del Movimiento Islámico para la Libertad de Bangsamoro y de guerrillas escindidas del Frente Moro de Liberación Islámica, que firmó un acuerdo de paz con el gobierno, agregó el Alcalde.

En la cárcel había más de mil 500 reos, incluyendo miembros de Bangsamoro que enfrentan cargos por asesinato por una serie de atentados en la provincia, según funcionarios.

Este fue el tercer ataque al penal desde 2007.

Los disparos despertaron a su comunidad, que se ubica a varios kilómetros (millas) de la prisión, y que de inmediato colocó guardias por temor a que los atacantes y los reos pudieran entrar en el poblado.

"Escuchamos los disparos y entramos en acción para proteger nuestra aldea. Teníamos miedo de que los fugitivos pudieran intentar entrar para esconderse o tomar rehenes'', declaró Alexander Austria líder local de Kidapawan.