El accidente de la princesa Astrid que hirió al primer ministro belga

Agencias
2017-05-30

Bélgica.- Charles Michel saltó sobresaltado, con los ojos cerrados y la boca abierta, cuando la princesa Astrid dio el pistoletazo de salida para las más de 40.000 personas recorrieron las calles y parques de la capital a temperaturas casi tropicales. Sin embargo, lo que pareció una anécdota se transformó en un verdadero problema de salud.

Según detalló La Vanguardia, el oído izquierdo del primer ministro resultó dañado por la fuerte detonación y a pesar de los tratamientos de urgencia a los que está siendo sometido no es seguro que vaya a recuperar completamente la capacidad auditiva.

El premier belga todavía escucha pitidos y tiene una pérdida de audición, sigue con administración de oxígeno, clave en las 48 horas posteriores a la lesión. "Se está intentando limitar el daño. Por el momento no está claro que vaya a recuperarse completamente", ha explicado a La Vanguardia el portavoz Barend Leyts.

El incidente se produjo  a las diez de la mañana del domingo. En las fotos y vídeos del momento en que la princesa Astrid lanzó el disparo al aire, se puede ver también al alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, a su izquierda, apartándose y cerrando los ojos en ese preciso instante. Michel, que estaba a la derecha de la hermana del rey, a pocos centímetros de la pistola, es el único que ha sufrido daños por la detonación.