Corea del Sur pidió duras sanciones ante la 'gran amenaza' de Pyongyang

Agencias
2017-07-05

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, pidió este miércoles a la comunidad internacional que se estudie la posibilidad de severas sanciones contra el régimen de Pyongyang, después de que anunciara el lanzamiento de su primer misil balístico intercontinental, una "gran amenaza y provocación".

En una comparecencia en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel, Moon destacó que hablará de esta crisis durante la cumbre del G20, que comienza el viernes en la ciudad alemana de Hamburgo, y abogó por una solución "pacífica" al conflicto.

Para ello, subrayó, Corea del Norte debe parar "de inmediato" su programa nuclear y sus pruebas con misiles.

Moon agradeció el "liderazgo" de Berlín y su apoyo constantes ante las "crisis difíciles" y consideró que Alemania y su proceso de reunificación es "una gran esperanza" para "el último país dividido".

Angela Merkel y Moon Jae-in (AP)
Angela Merkel y Moon Jae-in (AP)

Merkel expresó su apoyo a Seúl ante el "gran peligro para la paz mundial" que supone el lanzamiento del misil balístico intercontinental y apostó por mantener la presión sobre Pyongyang.

"Valoramos los esfuerzos de Corea del Sur en un entorno político muy difícil", apuntó la canciller.

"Conocemos lo que es vivir en un país dividido", añadió Merkel, en alusión a la situación en que quedó Alemania tras la II Guerra Mundial y hasta su reunificación, en 1990.

En este contexto, manifestó su apoyo a sus aspiraciones de "reunificación nacional" y garantizó a su interlocutor que Alemania "está del lado de la población coreana".