Descubre que su perro está vivo después de que veterinario afirmase haberlo sacrificado

El Diario de NY
2017-10-20

Keri Levy y su familia recibieron una devastadora noticia el pasado mes de mayo. El  veterinario les informó de que César, su amado perro de 15 años, padecía una enfermedad crónica y necesitaba ser sacrificado.

La familia dejó ingreado al Pinscher miniatura en el Hospital Veterinario Briarwood en Howell. Más tarde esa noche, Levy recibió una llamada diciéndole que Ceasar descansaba “en paz” y que ella podría  recoger su collar.

Pero cinco meses después, un informante anónimo les dio una noticia que no esperaban. Ceasar todavía estaba vivo y vivía con un empleado del hospital veterinario

Levy contactó con las autoridades para informar que su perro había sido robado. El pasado martes, la policía de Howell comunicó de que el incidente está bajo investigación. La Sociedad del Condado de Monmouth para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales también confirmó que están investigando, según informó el jefe Ross Licitra en un correo electrónico.

Levy fue a la clínica Briarwood Veterinary el lunes para obtener respuestas. Sin embargo, los empleados le dijeron que el Dr. George Menez, el veterinario que recomendó el pasado mayo que César fuera sacrificado, ya no trabajaba allí, afirmó Levy.