Presentan libro póstumo de Stephen Hawking

Agencias
2018-10-15

Londres.- Desde la tumba, Stephen Hawking advierte que la ciencia y la educación están en peligro alrededor del mundo.

Las palabras del científico, que murió el 14 de marzo a los 76 años, fueron transmitidas en Londres durante la presentación de su último libro, Brief answers to the big questions (Respuestas breves a las grandes preguntas).

Hawking advirtió que la ciencia y la educación "corren más peligro que nunca". Dijo que la elección de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos y la votación en Gran Bretaña para salir de la Unión Europa son parte de "una rebelión global contra los expertos, lo cual incluye a los científicos".

El físico exhortó a los jóvenes a "elevar la vista a las estrellas, no bajarla a los pies... y preguntarse qué hace que el universo exista".

"Es importante que no se rindan", añadió.

En la obra presentada hoy, el científico británico trata de dar respuesta, en más de 200 páginas, a varias preguntas: ¿Existe un dios?, ¿cómo empezó todo?, ¿se puede predecir el futuro? o ¿qué hay dentro de un agujero negro?

Para Hawking, como dijo hoy su hija Lucy durante el lanzamiento mundial del libro, lo más importante era "responder a las grandes preguntas de una manera accesible, entretenida y relevante para todo el mundo".

Una forma sencilla de comunicar conceptos complejos que ya demostró dominar en su Breve historia del tiempo, el libro que le lanzó a la fama a nivel popular en 1988, y en el resto de trabajos de una carrera que le convirtieron en uno de los autores de divulgación científica más aclamados de todos los tiempos.

Según Lucy Hawking, Breves respuestas a las grandes preguntas podría resumirse como "una llamada a la unidad y a la humanidad" para "encontrar soluciones" a los retos del mundo, entre los que reveló tácitamente el desasosiego que le producían a su progenitor el "brexit" (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) y los nacionalismos.

Lucy señaló que su padre antes de morir estaba "preocupado" porque, "cuando los retos globales requieren una mayor unión y cooperación", la gente está adoptando un pensamiento "cada vez más local, fragmentado y dividido".

Sin embargo, aseguró que era "optimista sobre el futuro" porque creía "firmemente" en el ser humano y en "su habilidad para utilizar su inteligencia" con el fin de desarrollar "las herramientas para resolver los problemas".

Tim Hawking, hijo menor del científico, destacó, por su parte, el lado más humano de su padre en el Museo de Ciencia de Londres, donde tuvo lugar la presentación y uno de los lugares favoritos del físico.

Así, afirmó que durante las cenas en casa no sólo se abordaban los grandes interrogantes de la humanidad, sino que el científico también se preocupaba por los asuntos del día a día de sus tres hijos.

Una faceta más personal que también resalta el actor Eddie Redmayne en el prólogo del libro, quien interpretó a Hawking en la gran pantalla en la película The theory of everything (2014), una actuación que le valió el Óscar.

El artista se refiere a la "fuerza" y "vulnerabilidad" que al mismo tiempo le transmitió el profesor al conocerle, aquejado de una enfermedad neurodegenerativa desde los 21 años que, poco a poco, le dejó inmóvil y le obligaba a comunicarse a través de un sintetizador de voz.

Una dolencia que, aunque minó sus capacidades físicas, no frenó su brillantez intelectual hasta el momento de su muerte, a los 76 años.

El director de Relaciones Exteriores del Museo de Ciencia londinense, Roger Highfield, encargado de conducir la presentación, ensalzó la figura de Hawking como "el científico de más renombre desde Albert Einstein" y subrayó su talento para "educar a millones de lectores sobre los orígenes del universo".