Polémica por nuevas actas de nacimiento

Juan Carlos Núñez/El Diario
2017-03-02

Chihuahua.- El arzobispo de Chihuahua, Constancio Miranda Weckmann, consideró que el cambio realizado en las nuevas actas de nacimiento, en las cuales cambió el apartado de “padre y madre” por “afiliación”, es totalmente antinatural y deberían reformarlas.
Lamentó que estas decisiones lo haga la Federación sin consultar a las personas ya que se ha visto el repudio a esta nueva forma de identificación de los ciudadanos, quienes tienen derecho a que los nombres de sus padres aparezcan en dicha acta.
“Lo natural es tener una mamá y un papá”, expresó el obispo, con respecto a esta normatividad en el Registro Civil, la cual no da título de padre o madre a quien registre a un recién nacido, lo cual permitirá a que dos personas del mismo sexo puedan tener esa oportunidad.
Su opinión ha sido similar a la de organizaciones defensoras de la familia tradicional y concuerdan en que las actas de nacimiento son documentos públicos donde se asientan los datos más importantes correspondientes a la identidad de las personas, y de las cuales emanan múltiples derechos y consecuencias jurídicas, como el derecho a la sucesión y de alimentos. Son documentos indispensables en la vida de una persona.
Coincide su reflexión en que la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y el Estado, por tal motivo, estas modificaciones han afectado a la familia en lugar de beneficiar.