Aplican antidoping a 120 choferes del de transporte público

De la Redacción
2018-11-06

Chihuahua.- La Dirección General de Transporte (DGT) del Gobierno del Estado aplicó exámenes toxicológicos a 120 choferes del servicio de transporte público de pasajeros, para detectar posible consumo de sustancias prohibidas y en su caso, aplicar las sanciones contempladas en la ley.

Las pruebas se realizaron en el laboratorio de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua, a donde acudieron los conductores de transporte urbano que previamente habían sido citados por la DGT para que se les aplicara el examen correspondiente.

La prueba consiste en detectar consumo de sustancias como cocaína, cannabinoides (marihuana), anfetaminas y/o metanfetaminas, opiacios y barbitúricos, a partir de muestras de orina que entrega el conductor sujeto a examen en el mismo laboratorio.

En los casos de conductores que den positivo en el uso de sustancias como opiáceos o metanfetaminas y argumenten a su favor que forma parte de un tratamiento médico, deberán presentar la receta firmada por el especialista que se la prescribió.
El laboratorio entregará los resultados a la DGT en un lapso de 24 horas y sólo la dependencia podrá abrir la información.

Los resultados se le entregarán a cada concesionario, para que ellos hagan los trámites correspondientes, en caso de que el conductor haya dado positivo en alguna o algunas de las sustancias antes mencionadas.

Desde las 7:00 horas de este martes 6 de noviembre comenzaron a arribar a las instalaciones del Campus 1 de la UACh los choferes que fueron citados desde la tarde del lunes para que les tomaran sus respectivas muestras.

El examen incluyó a choferes de taxi, quienes fueron seleccionados de manera aleatoria, abordados ya sea en la caseta donde laboran o en algún otro punto de la ciudad, para indicarles que debían pasar al laboratorio de Ciencias Químicas de la UACh para cumplir con ese procedimiento.

Por lo que toca a las medidas que aplicará la DGT, contempla una suspensión del permiso, que puede ser temporal o definitiva, si el reactivo indica consumo de la sustancia prohibida, informó la Angélica Ivonne Muñoz Aguilar, jefa del Departamento de Inspección en Chihuahua.

Lo que normalmente se hace es si sale positivo, se cita al chofer, en compañía del concesionario que lo contrató, dado que él es el responsable obligado; se le aplica sanción administrativa y se le suspende al menos por 3 meses, y si quiere volver al servicio debe hacer un nuevo examen donde debe salir negativo.