Priistas se declaran en "resistencia civil" ante elección en Puebla

Notimex
2016-05-31

Puebla.- En "resistencia civil" se declaró hoy el delegado del PRI en la zona de Tehuacán, Alejandro Medina Custodio, quien la noche del domingo fue agredido a balazos, luego de haber apoyado un cierre de campaña de la candidata a gobernadora, Blanca Alcalá.

En el hospital, donde convalece tras recibir un impacto de bala en el brazo izquierdo, el activista del PRI responsabilizó al gobernador, Rafael Moreno Valle, de su seguridad y la de su familia, tras los hechos de los que salió con vida.

Recordó que en la autopista Puebla-Orizaba, a la altura de la localidad de Tecamachalco, conducía un auto compacto, en el que fue perseguido por una camioneta tipo Ranger, de la cual empezaron a disparar y uno de los tiros se alojó en su brazo izquierdo, en la zona del húmero.

Medina Custodio sabía que no se trataba de un asalto o de intentar quitarle el auto, pues de trataba de un vehículo compacto, y traía menos de dos mil pesos, por lo que alcanzó a decir a los agresores que "creo que se están confundiendo".

Como respuesta, recibió un "para que no te sigas pasando de...", y como pudo llegó a la comunidad de Jesús de Nazareno, a pedir auxilio, para después de unas 10 horas llegar al hospital Los Ángeles de Puebla.

El presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac, responsabilizó a las autoridades estatales del clima de "miedo" que se vive en la entidad, a unos días de que la ciudadanía acuda a las urnas a elegir gobernador, entre otros cargos de elección popular.

Señaló que el gobierno de Rafael Moreno Valle, ha puesto en marcha el operativo "Angelópolis 2016", instrumentado para controlar y contener la votación a favor del PRI el próximo domingo, opinó el priista.

El objetivo del gobierno estatal, señaló, es "desmovilizar al adversario, contener y minimizar su movilización y apoderarse de su logística".

Estefan Chidiac mencionó que ante el crecimiento de la candidata del PRI a la gubernatura, Blanca Alcalá, el partido está frente a "una elección de Estado", en la que la autoridad estatal le apuesta a que la gente no acuda a las urnas, sostuvo el priista.

Alejandro Armenta Mier, coordinador general de la campaña de Blanca Alcalá, dijo, a su vez, que la agresión a su delegado en la zona de Tehuacán "no es un hecho aislado", sino es una acción reprobable que forma parte de un plan del gobierno estatal que busca amedrentar e intimidar a sus adversarios y a los ciudadanos de cara a los comicios.

A su parecer, se trata de una actitud "fascista" de "un personaje que tiene una ambición de poder presidencial", pero no obstante ello, el PRI se alzará con la victoria el próximo domingo, afirmó.