Registra penal de NL tercer motín en el año

Reforma
2016-07-26

Monterrey, NL.- El traslado de dos reos, uno de ellos líder de un grupo, desató anoche el tercer motín en lo que va del año en el Penal del Topo Chico.

Fuentes de Seguridad Pública del estado revelaron que los internos quemaron dos colchones, una puerta y un basurero, y que los guardias dispararon pistolas de gas para tratar de tranquilizarlos.

Otros reportes confirmaron que dentro del reclusorio se escucharon al menos 10 detonaciones.

A distancia se observaron dos columnas de humo y fuego que salía desde el patio.

Elementos de Fuerza Civil, Policía Ministerial y militares ingresaron al penal alrededor de las 23:15 horas.

Familiares de algunos reclusos refirieron que los internos realizaron llamadas telefónicas para advertir sobre un nuevo hecho violento en el reclusorio.

En las primeras horas de hoy el motín ya había sido controlado.

Antonio Caballero, Comisario de la Agencia Estatal Penitenciaria, dijo que el disturbio se debió al traslado de reos dentro del mismo penal.

"Todo este disturbio", dijo, "obedece a un movimiento interno, una operación interna de seguridad para el reacomodo de algunos internos de ambulatorios a otros ambulatorios, de la parte de ampliación a la parte de rondín.

"Por el desconocimiento y por la incertidumbre que viven los internos", explicó, "piensan que van a ser trasladados a ceferesos o a otros reclusorios de la misma localidad, lo cual no es nada cierto".

Por último descartó que exitiera algún herido y que no habrá ningún traslado a otro centro penitenciario de la localidad o de la Federación, hasta el momento.

"No hay ningún herido", subrayó. "No hay ningún motín. No hay ningún traslado a ningún centro penitenciario de la localidad y, mucho menos, de la Federación, hasta el momento".

La última reyerta, desatada el 2 de junio, dejó 14 heridos y tres muertos, entre ellos Javier Orlando Galindo Puente, "El Maruchan", "Javi" o "Chocorrol", quien era procesado como instigador de la primera masacre el 11 de febrero, cuando murieron 49 internos.