'Lo hubieran denunciado': madre de joven linchado en Puebla

Excélsior
2017-06-07

Puebla.- La noche del 5 de junio Francisco Guzmán Padilla, alías El Pepino, un presunto ladrón de Tehuacán, Puebla, fue linchado y quemado por los habitantes del lugar. Ahora su madre, Aurelia Padilla, exigió a las autoridades justicia, ya que, afirmó, su hijo era inocente.

La mujer narró al diario Punto Noticias que aquel día escuchó cómo una turba llegó a su casa y apedrearon su hogar, entraron, agredieron a su familia, y capturaron a su hijo, quien fue identificado como un presunto ladrón de la localidad.

Aurelia Padilla afirmó que los vecinos arrastraron y golpearon a su hijo en el patio de su casa y que incluso éste perdió el conocimiento luego de recibir un golpe en la cabeza con un tubo. Además reiteró que éste era inocente.

Él no se metió con nadie mi hijo no hizo nada, le dieron con un tubo en su cabeza desde su casa ya estaba inconsciente", expresó.

El Pepino, quien presumía en sus redes sociales fotos de sus crímenes y posaba hasta con pistola en mano, fue sacado inconsciente de su vivienda en la privada Guadalajara y a unos metros de ahí los vecinos continuaban golpeándolo, luego lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego.

Sobre este hecho, Aurelia Padilla afirmó que los vecinos pudieron haberlo denunciado en lugar de asesinarlo, por lo que exigió a las autoridades hacer justicia.

No se metió con ellos, si les hizo algo lo hubieran demandado. Yo pido y exijo justicia porque no es justo que hagan eso. No era la forma, mejor lo hubieran demandado si es que les hizo algo. Él nunca les hizo daño”, dijo.

Además calificó a la Policía Municipal de Tehuacán de negligente porque al pedir ayuda por el ataque de los vecinos, ésta no se presentó.