Detienen a hijo de funcionario de Puebla por secuestro

El Universal
2017-07-07

Puebla, Pue.- El hijo del director operativo del Centro de Control, Coordinación, Comando y Cómputo (C5), Silvestre Aníbal Garma Arenas, fue detenido en flagrancia cuando perpetraba, junto con otros sujetos, un supuesto secuestro y extorsión.
Elementos de la Policía Municipal de San Pedro Cholula, zona conurbada a la ciudad de Puebla, lograron la detención de un joven identificado como Silvestre Aníbal, hijo del funcionario estatal y a quien se señala presuntamente de dirigir una banda de secuestradores.
El padre del detenido tiene bajo su control la videovigilancia y monitoreo de llamadas de emergencia en el 911, es decir el área de inteligencia, monitoreo y control de todas las policías.
De acuerdo con el reporte oficial y de la policía municipal, el Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERI) de San Pedro Cholula, desmanteló la banda dedicada presuntamente al secuestro.
Elementos del grupo táctico de la Comisaría de Seguridad Pública se encontraban realizando recorrido de seguridad sobre Bulevar Forjadores, cuando al circular a la altura de La Carcaña, un vehículo Chevrolet Malibú color negro, con placas de circulación MYL5346 del Estado de México y cuatro personas a bordo, los rebasó a gran velocidad, según el parte oficial.
Los policías le dieron alcance y una vez detenida su marcha, les indicaron que circular con vidrios polarizados era motivo de una infracción de tránsito, pero en ese momento el hombre que iba sentado detrás del conductor, les manifestó que se encontraba privado de su libertad por los tres sujetos restantes a bordo.
La víctima manifestó que minutos antes al encontrarse en la colonia El Vergel en la ciudad de Puebla, arribaron los tres sujetos y mediante amenazas lo obligaron a entregar su vehículo, de la marca Audi, para posteriormente subirlo al coche Chevrolet, donde lo hicieron firmar cuatro pagarés por un total de 1 millón 250 mil pesos a cambio de no privarlo de su vida.
Los tres sujetos fueron asegurados y trasladados a la Fiscalía Especializada en Delitos de Alto Impacto (FISDAI).