Más de 500 migrantes muertos en la frontera México Estados Unidos

Salud Ochoa
2019-01-05

Un total de 512 migrantes perdieron la vida en la frontera México-Estados Unidos durante el 2018 según estadísticas de la organización Missing Migrants Project –MMP- actualizadas hasta diciembre de ese año.

De acuerdo con la publicación, Agosto es el mes de mayor incidencia con un total de 60 muertos seguido por mayo y junio con 20 decesos cada uno.

Del total de personas fallecidas en 196 casos no fue posible establecer su origen mientras que 144 provenían de Centroamérica, 126 del Caribe, 43 de Sudamérica, 1 de África Sub Sahariana y 2 más de la región sur de Asia.

En lo que respecta al género de los occisos, 294 fueron hombres, 37 mujeres y 15 niños. En los 166 casos restantes se catalogaron como “desconocido” ya que no fue posible establecerlo debido a las condiciones de los restos localizados.

En comparación con los año anteriores, el 2018 registró una disminución respecto a 2017 y 2016, cuando murieron 677 y 729 migrantes respectivamente; sin embargo, sí sobrepasa la cifra de decesos reportada por MMP en 2014 y 2015 que fue de 495 y 510.

El Proyecto de Migrantes Desaparecidos rastrea las muertes de migrantes, incluidos refugiados y solicitantes de asilo, que han desaparecido a lo largo de rutas migratorias mixtas en todo el mundo. La investigación detrás de este proyecto comenzó con las tragedias de octubre de 2013, cuando al menos 368 personas murieron en dos naufragios cerca de la isla italiana de Lampedusa. Desde entonces, MMP (por sus siglas en inglés) se ha convertido en una fuente de información tanto para investigadores como público en general.

Con un conteo que supera los 60,000 en las últimas dos décadas, la OIM pide a todos los gobiernos del mundo que aborden lo que describe como "una epidemia de crimen y abuso".

Mientras tanto, otros organismos o iniciativas encaminadas a brindar apoyo a migrantes, publican información sobre restos humanos localizados en la zona limítrofe México-Estados Unidos con la intención de que puedan ser reconocidos y reclamados por sus familiares.

El 19 de diciembre pasado, la organización “Desaparecidos y sin reclamar en la frontera” dio a conocer las características de un hombre hispano de entre 25 y 35 años de edad encontrado desde el 10 de marzo del 2015 en San Diego California.

De acuerdo con la publicación, la tarde de la citada fecha, los oficiales de la Patrulla Fronteriza encontraron el cuerpo en el canal de inundación entre la frontera de Estados Unidos y México; este presentaba tatuajes de una mujer con sombrero, un escorpión y de Jesucristo con rayos de luz alrededor de su cabeza.

Hasta el momento, a pesar de las decenas de veces que se ha compartido la información, ningún cibernauta ha indicado conocerlo o tener referencias de él.