Suma Acapulco ocho personas asesinadas

Reforma
2019-01-06

Chilpancingo.- En el cierre de la temporada vacacional, al menos ocho personas fueron asesinadas en distintos puntos del puerto de Acapulco durante las últimas 24 horas, informaron autoridades estatales.

En el Zócalo, la noche del sábado sujetos mataron de dos tiros, uno en la cabeza y otro en el brazo izquierdo, a un individuo a unos metros de la catedral La Soledad.

Además, un vendedor de tacos resultó herido de un balazo en la pierna derecha.

El ataque, alrededor de las 20:00 horas, generó terror entre turistas y ciudadanos que paseaban o iban de compras.

En la Calle Emiliano Carranza de la Colonia Miguel Alemán, en plena vieja zona de tolerancia, fueron asesinados dos hombres.

Uno de ellos era Julio Sánchez, de 64 años y empleado de la dirección de Saneamiento del Ayuntamiento de Acapulco.

La otra víctima, que quedó tirada afuera de un vehículo Nissan, tipo Tsuru, fue identificada como Javier "N".

En tanto, en la Calle Margarita Maza de la Colonia Las Cruces, a un costado del bar El Limón, fue encontrado el cadáver de un hombre con varios balazos en la espalda.

Otro sujeto fue ultimado a tiros en la Calle Monte Blanco del Fraccionamiento Hornos.

En el sitio también fue hallado un individuo herido que, según familiares, es ayudante de albañil y tiene 23 años.

Esta persona, que presentaba impactos de bala en la cabeza, fue trasladada al Hospital General Donato G. Alarcón.

En la Avenida Ruiz Cortines de la Colonia El Periodista, fue localizado un individuo sin vida envuelto en una sábana y con signos de tortura.

Las autoridades informaron que, el sábado en la madrugada, en la Calle Alta Tensión de la Colonia Emiliano Zapata, dos hombres fueron asesinados a balazos.

Ambos estaban tirados afuera de un vehículo Nissan, tipo Chevy color arena con blanco y placas de circulación HBT-95-30, del Estado de Guerrero.

El Arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, calificó como triste la violencia en el puerto.

Dijo que fue desgarrador cómo una mujer lloraba al ver a su hijo sin vida a unos metros de la catedral La Soledad.