Piden no apurar aprobación de Guardia

Reforma
2019-01-10

Ciudad de México— Expertos en seguridad pública advirtieron que la premura con la que el Congreso pretende aprobar la creación de la Guardia Nacional es riesgosa para el País.
En entrevista luego de participar en el tercer día de audiencias públicas para analizar el dictamen sobre este nuevo cuerpo de seguridad, María Elena Morena, presidenta de Causa en Común, criticó que los legisladores no se han dado el tiempo de escuchar a los policías, a los militares y a las víctimas de la actual estrategia de combate a la inseguridad.
La activista sostuvo que la premura en el análisis del dictamen sobre la Guardia Nacional puede llevar a los legisladores a tomar decisiones poco serias que ignoren incluso los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que declaró inconstitucional la Ley de Seguridad Interior impulsada por el PRI en el sexenio pasado.
"Lo que sí podemos ver es que tienen mucha prisa y hay razón para tener prisa, porque la situación del País es muy delicada, pero esto está haciendo que no tomen decisiones serias, porque el hablar de una guardia militar fuera de todo contexto, y de lo que acaba de decir la Suprema Corte de Justicia hace unos meses, determinando la inconstitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior", señaló.
Morera indicó que pese a que este jueves se lleva a cabo el tercer día de las audiencias públicas, los legisladores aún no tienen claro qué esquema de seguridad pública buscan.
"Yo creo que tienen que estar en el diálogo los policías, los militares y las víctimas que todavía no han sido escuchadas, pero después del diálogo lo más importante es que se hagan la pregunta ¿qué política criminal va a llevar el País para realmente solucionar el problema de seguridad y de paz? Creo que esa pregunta no está todavía en la mesa", afirmó.
En su turno, Alejandro Madrazo, investigador del Programa de Políticas de Drogas del CIDE, coincidió en que los legisladores requieren de más tiempo para analizar el marco jurídico que regirá la estrategia de seguridad pública de la actual administración.
El especialista detalló que si bien el diagnóstico del Gobierno federal en la materia contiene aspectos importantes, como la zonificación, también contempla aspectos desalentadores, como la militarización.
"La propuesta hasta ahorita, yo diría, es fundamentalmente la misma, con una diferencia que sí es alentadora, yo sí creo que la distritación o zonificación puede ayudar a tener estrategias mucho más locales; el problema es que la Guardia Nacional va exactamente en contra de la idea de tener estrategias locales, la idea es centralizar", explicó.
Madrazo llamó a los legisladores a realizar un diagnóstico más amplio y profundo sobre las implicaciones de la Guardia Nacional, que incluya las experiencias que dos sexenios de militarización han dejado al País.
"Yo creo que hace falta mucho trabajo y mucha revisión, y creo que entre más tiempo nos tomemos para tener un debate serio, mejor", insistió.