La intención de la ofensiva de Corral contra Peña Nieto... y AMLO

José Díaz López
2019-01-12

Si desde antes de que asumiera la presidencia López Obrador, ya se estaban operando campañas mediáticas y movilizaciones sociales contra su triunfo, obviamente ya siendo presidente, la lucha contra él iba a aumentar por todos lados.  Uno de los protagonistas en esa lucha contra López Obrador, cómo  todos lo sabemos, es el gobernador Corral. La intención de esa derecha panista era, y es, sembrarle de baches el despegue de su sexenio.
Por todos lados, de todos los rumbos, las corrientes ideológicas y partidistas del país, se le echaron encima, iniciando también así la carrera y lucha por el poder en todos los espacios en los que habrá elecciones próximamente. Y en los grupos de izquierda empezó el “síndrome de la ansiedad”, como decía Alain de Botton, “por ocupar puestos” en la administración federal. Pero al espacio al que nos referiremos es el de la carrera por la gubernatura en Chihuahua y la lucha del gobernador Corral por la posición del principal  opositor a López Obrador y saltar de ahí a la candidatura presidencial en su partido.
Siempre hemos coincidido con la opinión generalizada de analistas y líderes políticos locales, que Maru Campos es la candidata más adelantada y la idónea, por los sondeos, en la candidatura a la gubernatura en el PAN. Gustavo Madero, candidato del gobernador, no las trae todas consigo. El hecho de haberse ido como senador, lo distrae de la política local y obviamente su imagen aparece muy de vez en cuando en los medios y la opinión pública lo ha casi olvidado. Mientras que la imagen de Maru Campos no sólo aparece a diario en medios, sino en cientos de momentos y de imágenes compartidas y comentadas en los medios virtuales y en las redes sociales. La distancia que le lleva Maru Campos a Gustavo Madero por la candidatura es  brutal. ¡Madero no le ve ni el polvo a Maru Campos!
Respecto a la ofensiva mediática del gobernador para erigirse el principal opositor a AMLO, sigue sin descanso.  Corral inició su ofensiva contra López Obrador desde antes de que asumiera la Presidencia, ya fuera  contra los programas sociales de apoyo a la juventud, a los adultos mayores etc. Y después ya siendo presidente, siguió su ofensiva de posicionamiento, oponiéndose al decreto que crea la Zona Libre en la frontera, reducción de impuestos del ISR y del IVA, baja del costo de gasolinas, contra la creación de la Guardia Nacional y por el reparto, según él, inequitativo de la recaudación y reparto de impuestos principalmente con Chihuahua.
La ofensiva del gobernador para erigirse como opositor principal al Presidente, implica ser el vocero de todos los partidos que no están de acuerdo con la política de López Obrador. Y por ende, si logra ocupar esa “vocería”, él supone, que está listo para ser candidato a la Presidencia por la alianza que surja para pelear por la Presidencia y gubernaturas próximas.  
Por eso escogió el asunto penal contra Marcelo González Tachiquín, que en sí este chihuahuense no tiene la menor importancia per sé, sino que lo importantísimo para la estrategia en la lucha por la candidatura presidencial que trae Corral, es el hecho de que el beneficiario directísimo de ese peculado lo es ¡el cuñado del expresidente Peña Nieto! Ese hecho por sí solo, pone a nivel nacional este proceso penal local y posiciona al gobernador corral como él principal persecutor de la corrupción de la familia de Peña Nieto. ¡Por eso escogió de todas las carpetas pendientes que tiene en el escritorio contra funcionarios duartistas ¡esa de Tachiquín!
El proceso penal contra Tachiquín carece de importancia legal. Es un delito que pudo haberse ventilado con libertad de Tachiquín. Sin embargo la finalidad es encarcelar al cuñado del expresidente Peña Nieto. ¡Esa es la finalidad legal, estratégica, marketinera, opositora de ese peculado: la candidatura presidencial en el PAN, ¡más lo que se junte!
Seguramente ya existe orden de aprehensión contra Juan José Chimal cuñado del ex presidente Peña Nieto. Y la trae el gobernador Corral, lo cual evidentemente lo posiciona como un luchador contra la corrupción y contra el ex presidente a nivel nacional.
Habida cuenta de que se está criticando intensamente por propios y extraños a López Obrador el hecho de que si enfrenta el gigantesco saqueo de combustibles con tanta energía, ¿por qué no ha interpuesto las querellas necesarias para encarcelar a esa élite de huachicoleros en Pemex? Este es el pretexto sobre el cual Corral está trepado contra López Obrador.
Esta circunstancia está siendo usada por el gobernador Corral, que aun cuando todo Chihuahua sabe que no sabe ni quiere gobernar, aun así se quiere posicionar cómo “el luchador contra la corrupción” al traer en la bolsa la orden de aprehensión contra Chimal, cuñado de Peña Nieto. Quien ya fue “avisado” de que Corral trae la orden de aprehensión. Y seguramente ya se amparo para no ser encarcelado.
Esta es otra cuestión que intriga a al sentido común de todos: ¿Por qué no fue detenido también Chimal y se le avisó para que se ampare?