Sobrevive al paso del tiempo

Francisco Córdova | Martes 8 Enero 2019 | 14:23

El Diario |

Chihuahua.- El Videoclub Lomas, negocio de renta y venta de películas en distintos formatos, es uno de los últimos locales en su tipo en la ciudad de Chihuahua, de los cuales solo quedan tres establecidos. Fueron muy comunes en los años 80 y 90 cuando se abrió dicho local, en la actualidad han sido rebasados por las plataformas digitales de streaming tales como Netflix, sin embargo el de Lomas conserva a varios de sus clientes y gana algunos nuevos.

Manuel Prado, propietario y quien también trabaja en el local ubicado en la calle 24, de la colonia Mirador, asegura que aún tiene muchos clientes de antaño, en su mayoría personas de edades por encima de los 40 años, así como algunos otros que les gusta coleccionar películas, o que disfrutan de la calidad del sonido y video de formatos como Blue-Ray, calidad que se ve perdida en plataformas de Internet, debido a la velocidad de conexión, entre otros factores, explicó.

“Iniciamos a rentar el formato Beta, luego VHS, a partir del año 2000 vino el DVD y se siguen rentando. A partir del 2009 entró el Blue -Ray, también rentamos video juegos, solamente que tampoco ya se rentan tanto como antes”, narró.

Señaló que a pesar de que para sobrevivir ha buscado opciones como la venta de películas, que van desde los 15 pesos, pero que interesa a coleccionistas, pues cuenta con títulos clásicos, de culto y algunos que no se proyectaron en los cines del país.

A pesar de ello el catálogo actual del Videoclub Lomas consta de más de mil títulos, actualizados con los más recientes estrenos de este año. Manuel explicó que el distribuidor es Videomax, el cual tiene trato directo con las productoras de cine y son los locatarios quienes eligen el catálogo para surtir sus negocios.

El comerciante apuntó que desde el año 2006 inició un declive de las ventas, por la introducción de Internet, y fue en 2016 con la quiebra de la multinacional Blockbuster, que tenía dos franquicias en Chihuahua cuando se habló del final de este tipo de negocio.

En la ciudad, según comentó Manuel y según estadísticas de los propios distribuidores, a inicio de los años noventa había en la ciudad hasta 150 videoclubs en la ciudad, de los cuales ahora quedan sólo tres.

Lo que ha hecho mantenerse a Lomas son sus ventas de liquidación, el horario corrido de 10 de la mañana a 11 de la noche, así como el gusto de los cinéfilos por disfrutar de películas de mayor calidad, en físico, y que incluye material adicional como escenas eliminadas, comentarios del director, entre otras opciones que no se obtienen en plataformas de Streaming.

El costo de renta es de 25 pesos por un DVD y 30 por Blu-Ray, mientras que para tener una suscripción de por vida, sólo se necesitan dejar sus datos y pagar 25 pesos. “Tengo clientes desde hace 30 años, el cliente con registro número 36 sigue viniendo a rentar”, comentó Manuel.

Añadió que a pesar de todo el futuro no es muy prometedor, por lo que consideró que durante un año más podrá mantener el local abierto al público, lo que sin embargo ha considerado los anteriores tres años, concluyó.