Cierran ductos en Juárez que abastecen a Chihuahua

Itzel Ramírez/El Diario
sábado, 12 enero 2019 | 10:51

Ciudad Juárez– La estrategia de combate al robo de energéticos causó el cierre del poliducto que desde Juárez abastece de combustible a la Terminal de Almacenamiento y Despacho (TAD) de Pemex en la ciudad de Chihuahua -la más grande de todo el estado-, revelaron fuentes de la empresa. 

Debido a la medida, la distribución de energéticos desde Juárez a ciudades como Chihuahua, Parral, Gómez Palacio y algunos puntos de Coahuila y Sonora se realiza únicamente a través de autotanques o pipas, que han incrementado su tránsito en la frontera, confirmó Fernando Carbajal Flores, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo. 

En la red de transporte subterráneo de combustibles de la entidad solamente se encuentran en funcionamiento los dos poliductos provenientes de El Paso y Houston, Texas, que abastecen de gasolina Premium, Magna y diésel a la terminal de almacenamiento y distribución de Ciudad Juárez. 

Al tratarse de combustible de importación, los poliductos son unidireccionales en la ruta El Paso-Juárez, con una longitud de 28.7 kilómetros y una capacidad operativa de 31 mil barriles por día. Una vez llegado el combustible a la TAD de Juárez, se almacenan los hidrocarburos para abastecer a las 190 estaciones de servicio de la frontera. 

Los remanentes se envían después al poliducto que va de Juárez a Chihuahua, que se convierte entonces en bidireccional, con una longitud de 349.1 kilómetros y una capacidad operativa diaria de 25 mil barriles de combustible (gasolinas o diésel). Con 29 años de operación, la TAD de Chihuahua provee los combustibles para las más de 281 estaciones de servicio que existen en la capital del estado. 

"Como están cerrado el ducto de Juárez, la logística que nos han enviado nos marca el envío de casi un millón de litros diarios a Chihuahua, todo en pipas", declaró un trabajador de la empresa. 

Otra de las fuentes consultadas detalló que aunque sí hay un incremento en los números de pipas que se surten diariamente en Juárez, está dentro de los estándares normales de operación que hay en épocas de alto consumo de combustible. 

"Lo que estamos enviando a Chihuahua es similar a la operación de distribución que tuvimos desde el 12 de diciembre y hasta el 6 de enero, en lo que llamamos el 'Guadalupe-Reyes', que es una época alta. 

Enviábamos hasta 12 pipas diarias, ahorita son 15 aproximadamente", relató el trabajador. La distribución de combustibles por el poliducto sigue después la ruta que lleva a Hidalgo del Parral, y Gómez Palacio (Durango). 

Una bifurcación de la toma marca luego un ducto hacia Saltillo, Coahuila y otro a Santa Catarina, Nuevo León. "Los autotanques también llevan combustible a Magdalena, en Sonora, que es otra terminal a la que llega el combustible de Ciudad Juárez, esa es nuestra zona de influencia", detalló. 

Cuestan tomas clandestinas 54.4 mdp Personal de las oficinas de Pemex en el centro del país dijo que aunque ninguna estación de Chihuahua fue incluida en el Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex, sí se solicitó la ayuda del personal de la Fiscalía General del Estado para la vigilancia y supervisión de los poliductos que atraviesan la entidad. Esto, debido al aumento de tomas clandestinas en Chihuahua. 

De enero a agosto de 2018, la afectación a las tomas clandestinas no herméticas de Pemex en Chihuahua representaron un desfalco de cuando menos 54.4 millones de pesos, según lo informado por la Memoria Documental de la Gerencia de Transporte, Mantenimiento y servicios de ductos de la Subdirección de transporte de Pemex. 

Carlos Huerta, vocero de la FGE, confirmó que elementos de la corporación se integraron a las labores de vigilancia de los ductos. El funcionario no respondió a los cuestionamientos sobre los detalles de la operación. 

Robo, en aumento El Diario ha publicado que el robo de combustible en Chihuahua ha registrado un aumento en los últimos años. De enero a octubre de 2018, el sistema de vigilancia de Pemex detectó 112 tomas clandestinas en Chihuahua, un aumento de 31 por ciento respecto de lo registrado en 2017, que acumuló 85 casos en todo el año, de acuerdo con el más reciente Reporte de Tomas Clandestinas publicado por la empresa. 

[email protected]