• Sábado 17 Noviembre 2018
  • 21:56:31
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 49°F
  1. Sábado 17 Noviembre 2018
  2. 21:56:31
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 49°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Niño boxeador

Excélsior | Viernes 28 Octubre 2016 | 12:57 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Con apenas 18 años, Eduardo Rocky Hernández tiene ya una extensa historia en el boxeo profesional. El actual campeón latino peso superpluma  del Consejo Mundial de Boxeo tiene 24 peleas en el pugilismo de paga sin conocer la derrota.

Hernández empezó su carrera con escasos 16 años de edad bajo la dirección del excampeón mundial Isaac Tortas Bustos. Al principio pocos tenían fe en que pudiera tener una carrera exitosa.

De la primeras veces que fui a entrenar, un manager me dijo ‘no eres rápido, no tienes fuerza, no sirves’, me acuerdo que me dolió mucho, porque yo tenía muchas ganas de hacer una carrera.

Mis compañeros, que no puedo decir amigos, también me decían que estaba loco, que no iba a hacer nada, y bueno ahora poco a poco les empiezo a demostrar que estaban equivocados”, recordó Hernández, quien tiene récord  de 21 victorias (17 por nocaut) y tres empates.

En mi primera pelea me acuerdo que al Tortas le decían ‘para que traes a ese niño, te lo van a matar’, y al final de la pelea ya no le dijeron nada, se dieron cuenta que podía hacer bien las cosas”.

El pasado sábado en la Arena Coliseo, Hernández tuvo probablemente la pelea más importante de su naciente carrera al enfrentar al excampeón del mundo Víctor Vikingo Terrazas, con la posibilidad de conquista. El resultado fue un contundente nocaut en el segundo round a su favor, con lo que llegó a 15 victorias seguidas, las últimas 14 por la vía del cloroformo.

Estoy muy agradecido por esta oportunidad que me dieron. Dimos un gran paso y aunque sé que esto apenas comienza, nunca me he sentido muy bien. No me siento más que otros, pero sé que con lo que he hecho sigo mi sueño de ser campeón del mundo.

Esta fue la  pelea más importante de mi carrera; derrotar al Vikingo, un boxeador ya hecho, ya probado, es lo mejor que me ha pasado, creo que con eso demuestro que no es casualidad nada de mi carrera. Yo le prometí a mis padres que pronto iba a tener un cinturón y aunque ya se los cumplí ahora vamos por más”, dijo.

Para su futuro inmediato, y con la idea de tener más pronto la posibilidad de convertirse en campeón del mundo, Hernández analiza la opción de bajar una división, a los pesos plumas, y ahí buscar la faja.

Me gustaría ver esa probabilidad, quiero ver estudios para bajar y no sacrificar mucho, que no se ponga en riesgo mi salud”, explicó.

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo