• Viernes 14 Diciembre 2018
  • 6:59:38
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 2°C - 35°F
  1. Viernes 14 Diciembre 2018
  2. 6:59:38
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 2°C - 35°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

El Celta mete la cabeza en dieciseisavos de la Europa League

Agencias | Jueves 08 Diciembre 2016 | 15:25 hrs

Agencias |

Grecia.- El Celta mantiene con vida su aventura europea tras lograr en Atenas la clasificación para los dieciseisavos de final tras vencer al Panathinaikos (0-2) gracias a los goles de Guidetti y Orellana. En un partido pragmático, los celestes jugaron con su temprana ventaja en el marcador y las buenas nuevas que durante toda la noche fueron llegando procedente de Lieja, jugando un partido de control e inteligencia en el Apóstolos Nikolaidis. La pegada de Guidetti y Orellana acabaron decidiendo una clasificación histórica.



El partido comenzó con un ritmo frenético y la primera ocasión fue helena en el primer minuto de juego. Un centro preciso de Villafáñez desde la banda derecha lo empujó totalmente solo Rinaldi prácticamente en área pequeña entre los dos centrales, su remate centrado lo atajó Rubén Blanco muy atento. Parecía que sería el primer aviso de muchos de los griegos en la primera parte, aunque no volvieron a chutar entre palos.



Acto seguido, el Celta respondía de manera certera. Un fantástico centro de Hugo Mallo desde la derecha lo remataba Guidetti con un cabezazo en área pequeña entre los dos centrales que Steele llegó a tocar, pero no rechazar. Estallaba de júbilo el sueco, apuesta de Berizzo para reemplazar la ausencia de Iago Aspas. No se había llegado al minuto cuatro de juego y el Celta ya había conseguido su primer objetivo; ponerse por delante.

Mientras todo esto ocurría en Atenas, en Lieja el partido permanecía parado por el lanzamiento de bengalas por parte de la afición del Ajax, lo que provocaría el retraso en la finalización del primer tiempo en Bélgica y la consiguiente descompensación de la simultaneidad de los tiempos en los dos encuentros.

Gol y control

Tras el gol, el Celta decidió echar el freno y optó por un partido de control antes que tomar riesgos y buscar más goles. Ante un rival que no se jugaba nada, los celestes se hicieron con la posesión ante un Panathinaikos que tampoco se afanaba en la presión. El partido se jugaba a un ritmo lento y las llegadas a las áreas eran muy contadas. En una de ellas de nuevo por la derecha, Hugo Mallo volvía a poner un centro milimétrico para la cabeza de Wass cuyo remate se marchaba fuera.

Mediado el primer tiempo saltaba la noticia en Bélgica. El Ajax se adelantaba en Lieja con un gol de El Ghazi y empujaba al Celta un poco más a los dieciseisavos de final. Los celestes no variaron ni un ápice su plan desde el gol de Guidetti y siguieron manteniendo a raya al rival. Incluso Radoja pudo poner tierra de por medio a la media hora con un disparo desde la frontal, con la zurda, que se marchó rozando el palo izquierdo.

Pese a que no había llegadas claras al área de Rubén Blanco, el Celta daba muestras de inconsistencia en defensa, con despistes y errores claros en la salida de balón que no supo aprovechar el cuadro heleno. En uno de ellos, el mediapunta M´Poku envió un gran balón al desmarque de Villafáñez que estuvo a punto de conectar con la puntera dentro del área celeste. El Celta se marchaba al descanso con el susto en el cuerpo.

Orellana impulsa la clasificación

En el segundo tiempo el Panathinaikos aumentó la intensidad en su juego y lo pasó mal el Celta durante los primeros minutos, perdiendo el dominio del balón y siendo dominado por el empuje local. Empuje, pero muy poco fútbol para un Panathinaikos que lo intentaba a base de córners y faltas laterales pero que carecía del desequilibrio y calidad para generar ocasiones de gol.

El Celta, mientras tanto, se contentaba dejando pasar los minutos, sin ocasiones claras en contra y continuando sin noticias ni variaciones en el resultado del Standard. Y lo que llegó fue el clamoroso penalti de Rodrigo Moledo sobre Guidetti a un cuarto de hora para el final. Orellana engañaba a Steele y ponía el 0-2 que dejaba visto para sentencia el trabajado pase a dieciseisavos de final.

El tanto del empate del Standard en el tramo final en Lieja acabó siendo una anécdota. El Celta consumaba su triunfo en el Apóstolos Nikolaidis y con el una trabajada y sufrida clasificación que jugadores y técnicos celebraron en el césped con felicidad, rabia y alegría. Balaídos y el celtismo seguirá disfrutando de las grandes noches europeas. El Celta ya está entre los dieciséis mejores de la competición.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo