• Viernes 16 Noviembre 2018
  • 12:12:22
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 57°F
  1. Viernes 16 Noviembre 2018
  2. 12:12:22
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Denuncia jugador de Bravo racismo en estadio de Oaxaca

Sergio Arturo Duarte | Domingo 12 Marzo 2017 | 07:02 hrs

El Diario de Juárez |

Ciudad de Juárez.- Triste, molesto y dolido, tal como lo hizo vía twitter, Raúl Enríquez, delantero de Bravos FC Juárez, reprobó anoche los gritos e insultos que aficionados de Alebrijes Oaxaca lanzaron al central brasileño Gilberto Barbosa ‘Betao’, el viernes anterior, durante el desarrollo del encuentro de la jornada 12.



“Infame y reprobable la afición de @AlebrijesOaxaca gritándole "simio" "Chango" y demás a mi compañero Gilberto Barbosa. #NoAlBulling”, publicó Enríquez Arámbula en su cuenta.



“Da coraje, porque no sé la gente qué pueda opinar de ello, pero la gente no tiene derecho a llamar así a un ser humano. No digo un futbolista, un ser humano y menos en México, porque si nos quejamos que en otros países nos discriminan, nosotros los mexicanos tenemos que poner el ejemplo”, apuntó ayer por la tarde, al regreso del conjunto fronterizo a la ciudad.



Raúl declaró que es la primera vez que en 12 años de carrera en el futbol profesional vive una situación como ésta.



“Es primera vez que lo vivo con un compañero ahí, al lado, y creo que es algo desagradable, algo dolido, algo triste, por la situación en la que podemos vivir acá en México”, declaró.



Indicó que este tema de insultos racistas sólo lo había visto por televisión, en otros países y mencionó que, por la falta de educacion, en México estamos muy retrasados en este aspecto.



“Aquí en México nunca lo había vivido y mucho menos con un compañero. Fue algo que me puso muy triste, por el hecho no sólo de ser mi compañero, sino porque somos unos mexicanos que a veces nos quejamos de otras cosas y aquí tenemos que poner el ejemplo”, expuso.



Enríquez declaró que en el segundo tiempo, cuando los suplentes de Bravos se levantaron a calentar, empezaron los gritos hacia Barbosa, atrás de la banca del FC Juárez, en el Estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca.       



“Voltee a comentarles que se tranquilizaran, traté de acercarme a la gente que gritaba, a decirles que tranquilos, que no somos así”, apuntó.



Añadió que no quiere que un compañero se lleve una mala imagen de México.



“Yo les trataba de comentar que los mexicanos no somos asi, por qué, porque tengo un compañero brasileño, entonces, no quiero que se lleve una mala imagen, que el día de mañana se vaya a su tierra y diga que tuvo un acto racista en nuestro país”, comentó.



Futbolista de 31 años, Enríquez afirmó que lejos de calmarse, los aficionados se molestaron y gritaron más fuerte, a tres metros de donde ellos calentaban.



“Ese sector de ahí atrás, estuvo muy duro hasta que ‘Betao’ no pudo más y se fue a sentar a la banca. De hecho, se ve en los últimos 25 minutos que no siguió calentando porque no soportó más, entonces, creo que eso sí es dolido, realmente”, expuso.              



Mientras los insultos se dieron, apuntó que ‘Betao’ les pidió a los aficionados que no se metieran con su color de piel y estuvo a punto de subirse a la tribuna ante la pasividad de un oficial de seguridad y del cuarto árbitro Luis Alfredo Escobar.



Sin el afán de justificar a muchos aficionados al futbol que gritan de todo, el ex jugador de Tijuana y Dorados Sinaloa, enfatizó que esto no se vale.



“Nosotros estamos adaptados que ellos pagan un boleto y van y gritan. Sí, pueden gritar lo que ellos quieran realmente, pero ya meterse con la integridad o con algo realmente de una persona, un ser humano, que somos todos iguales, yo creo que eso sí no se vale”, señaló.



Sostuvo que tolera los gritos de puto y las mentadas de madre en los estadios, pero no acepta el racismo.



“Han empezado queriendo quitar lo de puto o nos pueden mentar realmente la madre. No pasa nada, porque realmente es así la afición y se respeta”, dijo.



Afirmó que cuando el futbolista gana, es aplaudido y cuando pierde, le dicen de todo.



“Ganas y te aplauden, pierdes y te dicen de todo y se vale, pero este acto creo que no es válido. Yo no lo comparto y por eso lo publiqué realmente, porque se deben ver esas cosas, esas medidas”, expuso.             



Resaltó que así como publicó el tweet para denunciar este hecho, metería las manos por cualquier jugador y ser humano para que el racismo no se dé en nuestro país.



Enríquez precisó que sólo fueron tres o cuatro aficionados los que gritaron y alborotaron a los demás, para quienes pidió como sanción que sean señalados y no vuelvan a los estadios.



“No queda más que apoyar a mi compañero y bueno, ojalá se pueda erradicar esto y poder calmar esto del racismo que sí está mal”, aseveró.   



Barbosa Nunes Filho no quiso hablar del tema.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo