• Miércoles 14 Noviembre 2018
  • 11:51:01
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 4°C - 39°F
  1. Miércoles 14 Noviembre 2018
  2. 11:51:01
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 4°C - 39°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

‘El Barça sería un monstruo en una liga menor’: Marcos Pereda

Agencias | Lunes 16 Octubre 2017 | 07:29 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Marcos Pereda (Torrelavega, 1981) es un profesor y escritor español al que le gusta mezclar la política, con la historia y el deporte. A veces se sube a la bicicleta de un personaje famoso para recorrer con él un país entero y detenerse donde los gobernantes han hecho daño. En ocasiones, retrata lo que ocurre en una sociedad y culmina narrando un gol que cambió la historia.

Hace unos días, escribió una columna sobre Cataluña, Piqué y otros demonios (Cuando se demoniza pensar). Para algunos españoles, el defensa del Barça se convirtió en un héroe que se olvidó del balón, por un momento, para dar clases de historia. Para otros, el villano que amenazó con abandonar a la selección, para levantar la bandera de Cataluña.

"No defiendo -no me corresponde defender o condenar- las palabras de Piqué, pero sí puedo aplaudir su claridad al expresarlas. Y desde luego, me gustaría que otros futbolistas, con ideas disímiles, me dieran su punto de vista, me explicasen sus motivaciones, sus anhelos más allá de ese rectángulo a veces tan aburrido. Me temo que es batalla perdida”.

El Barcelona y el Real Madrid cuentan la historia de Cataluña y España desde los tiempos de Franco.

Digamos que desde un punto de vista simbólico podría ser así, aunque las generalizaciones siempre son peligrosas, y no pretendemos decir que todos los seguidores de uno u otro equipo tengan una u otra ideología. Pero sí, en este caso el futbol puede servir para acercarnos a la historia.

Jugadores como Puyol e Iniesta se han pronunciado por una Cataluña libre. ¿Qué otros jugadores recuerdas?

Recientemente tuvimos el caso de Oleguer Presas, un lateral del Barcelona entrenado por Guardiola que renunció a ir a la selección española por sus ideas políticas (aunque sí llegó a ir a una concentración). El propio Guardiola es un buen ejemplo. Curiosamente podemos destacar en el Real Madrid a Paul Breitner, un alemán que jugó con los blancos en los años 70 y que se declaraba abiertamente marxista, posando delante de fotos del Che o Mao. Como decía antes, generalizar siempre es peligroso.

Hoy en día la rivalidad se da entre Piqué y Ramos, ambos en la selección.

Creo que es más debido a la prensa que otra cosa. En los equipos siempre hay roces y eso no tiene que afectar al correcto desempeño del juego (Míchel y Hugo Sánchez no se hablaban y su unión funcionaba a las mil maravillas). Identificar a Piqué y Sergio Ramos con posturas políticas contrapuestas es peligroso, aunque ellos alimentan el debate con declaraciones y piques que muchas veces, sospecho, forman parte del propio juego y no tienen mayor trascendencia.

¿Piqué es héroe o villano?

Piqué siempre habla claro, siempre habla bien y siempre tiene opiniones ponderadas y reflexionadas, se esté o no de acuerdo con ellas. Sólo por dejar declaraciones profundas en el páramo de tópicos que suelen ser las ruedas de prensa de deportistas debe ser tenido por un héroe. Desde el punto de vista político, él siempre se ha pronunciado a favor de un referéndum libre para Cataluña, sin entrar en consideraciones sobre la posterior orientación de su voto (algo que también han hecho otros deportistas, por cierto). En este sentido, creo que Piqué se ha convertido en el chivo expiatorio para toda la prensa, que carga en él las iras por actos que a otros (los hermanos Gasol, por ejemplo) se les olvidan.

En esto de la separación, ¿quién perdería más en el futbol, la Liga española o el Barcelona?

Sinceramente, creo que el Barcelona, porque acabaría convertido en un monstruo dentro de una liga muy, muy menor. En un mundo globalizado como el actual, con los sistemas de competición vigentes hoy, esto casi te impide optar a tener opción alguna en, por ejemplo, la Liga de Campeones. En la Liga Española se abriría un gran vacío, claro, pero hay otros contendientes de peso histórico y presente.

¿Le alcanza a Cataluña para formar una selección que aspire a un Mundial?

Bueno, para responder a eso valdría un entrenador, y tendría que ser él quien ponderase esa posibilidad. Aparentemente hoy la respuesta sería negativa, pero quién sabe qué pasará en 10 o 15 años. Con todo, no me siento capacitado para dar una respuesta argumentada a eso.

Y en Juegos Olímpicos. Imagino que otros atletas se han pronunciado.

Varios jugadores de hockey o hockey sobre patines, por ejemplo. También de waterpolo, de baloncesto, de balonmano. Incluso pilotos de motos o ciclistas. Se han pronunciado muchos, pero el brillo del futbol, y la universalidad de la figura de Piqué, los ha terminado opacando a todos.

Se habla del Barcelona en la Liga francesa. ¿Debe olvidarse del derby español y voltear a un clásico ante el PSG?

Bueno, es hablar por hablar. Desde luego ahora sería un partido interesante. Pero los derbys se hacen con historia, anécdotas y pasión, no con millones, así que no tendría nada que ver.

¿Qué pasará cuando Barcelona enfrente al Real Madrid, será también un duelo en las tribunas?

(El derby entre culés y merengues) Siempre lo ha sido. Evidentemente ahora se polarizará mucho más, claro, todo adquirirá un color más político. Lo cual no deja de ser, en el fondo, paradójico, porque ambos clubes son ya marcas universales y transnacionales, seguramente.

Recuerdo, fuera de las canchas, a Serrat cantando en catalán y fuera de España. También a Machado. ¿Son los símbolos del Barça?

Bueno, a Serrat se le está criticando ahora desde los afines al proceso independentista por unas declaraciones recientes, así que si alguna vez fue símbolo, hoy, al menos desde ese enfoque, ya no lo es. Seguramente los símbolos del Barcelona sean más puramente futbolísticos que otra cosa: Cruyff, Guardiola, y Messi en el futuro.

En fin, que el Camp Nou y el Santiago Bernabéu son en cierta manera dos monstruos significativos de la Guerra Civil en nuestros tiempos.

Bueno, yo evitaría la expresión guerra civil y más en un país donde no hace ni un siglo de la última. Sí es verdad que ambos estadios pueden ser tomados como símbolos adecuados, más estéticos que otra cosa, sobre dos opciones políticas contrapuestas. Ahora bien, mal haríamos si en la política sólo funcionasen los símbolos “mudos” que no pueden argumentar. Quizá fuera mejor que hablasen las ideas.

¿Tienes algún escrito que hable de futbol y Cataluña?

Hace escasos días publiqué una reflexión sobre Piqué que es un ejemplo perfecto de todo lo que estamos contando. En ella expresaba mi extrañeza sobre lo sorprendente que a algunos resulta que un jugador de futbol haga declaraciones en clave política, y puse varios ejemplos del pasado que ejemplificaban que eso (el silencio ideológico en el deportista) no siempre fue así. El caso es que muchas personas se dejaron llevar más por el personaje que por el texto, y atacaron duramente al artículo sin entrar en el fondo de lo que yo realmente había escrito. Creo que es una muestra del estado de crispación que se está produciendo con este tema. Anteriormente hablé sobre Zamora y su fascinante vida, sobre Luis Suárez, sobre Breitner. Tengo varias cosas publicadas que mezclan deporte y sociedad.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo