El Diario de Chihuahua


Deja que internet te busque trabajo


Agencias | Lunes 02 Mayo 2016 | 06:13 hrs


Ciudad de Mëxico.- Claudia Bravo, arquitecta de 27 años, no encontró por su cuenta su actual puesto de trabajo: La llamó una reclutadora para hacerle una oferta en una constructora especializada en centros comerciales, con 60% más de sueldo de lo que ganaba y 40% más de lo que les pidió, porque vio en su perfil en LinkedIN un expertise en arquitectura de interiores; Tamara de Anda no ha entregado muchos currículums en su vida: la mayoría de los trabajos que ha tenido le llegaron a raíz de su primer blog. Ahora para buscar trabajo no es necesario que Mahoma vaya a la montaña, sino hacerte visible para que te encuentren por internet.

El año pasado a nivel internacional 61% de los reclutadores hicieron alguna “contratación pasiva”, es decir, seleccionaron a un candidato que ellos buscaron por su perfil, en lugar de a uno que se haya postulado a alguna vacante, según una encuesta de LinkedIN. Este dato es interesante en el contexto del día del trabajo y en especial para la gente que está buscando posiciones.

Y es que curiosamente Internet ayuda a resolver uno de los grandes dolores de cabeza de los reclutadores: poder buscar perfiles con habilidades específicas que en ocasiones no se enteran de los puestos de trabajo. En los puestos especializados el problema no es que falte trabajo, sino que no se cruzan “la oferta” con “la demanda” y estas posiciones tardan mucho tiempo en encontrar buenos candidatos o quedan desiertas.

Ok, todo muy idílico pero ¿por qué no me ha tocado a mí? Estas preguntas pueden responder por qué quizás no seas muy visible en internet o cómo puedes mejorar tu atractivo laboral online:

¿Tienes perfil en redes profesionales? ¿Qué tan abandonado está?

Si no tienes perfil en LinkedIN ni alguna otra red profesional estará complicado que los reclutadores sepan que existes. También puede ser que lo hayas abierto pero no tengas foto, los puestos o proyectos que has tenido no estén actualizados o la descripción sea demasiado escueta, que tengas pocas conexiones en esas redes o no te metas nunca a ver los mensajes.

LinkedIN ya tiene opciones como un “mini blog”, publicar actualizaciones, ligar cuentas a Twitter o Facebook y también incluir recomendaciones de gente con la que has trabajado, así que sacúdete la flojera y ¡quítale las telarañas a ese perfil!

¿En tu perfil incluyes habilidades específicas?

Al igual que la mayoría de los contenidos en internet, los perfiles laborales también se encuentran por palabras claves. Un buen resumen, destacar habilidades específicas y diferenciadoras, certificaciones, idiomas o incluso experiencias como voluntario o premios pueden darte puntos. Para saber más sobre habilidades específicas puedes ver este video.

¿Tienes un blog, canal de YouTube, cuenta de instagram o alguna forma de mostrar tus habilidades o portafolio?

Sin importar a qué te dediques internet es un buen escaparate para mostrar tu área de especialidad. Hay contadores o ingenieros que hacen tutoriales, creativos que suben su portafolio y muchos profesionales simplemente hacen ensayos o comparten información de su gremio en su blog. Esta es una gran manera de mostrar lo que sabes o haces.

¿Buscas activamente vacantes en redes profesionales como LinkedIn o Glassdoor?

Una de las ventajas de internet es que reduce las barreras geográficas y te ayuda a filtrar tipos de empresas. Muchas compañías tienen perfil en LinkedIN y puedes seguirlas para vacantes y novedades. Glassdoor es una opción también muy interesante porque adicionalmente a vacantes de todo tipo de empresas (globales, nacionales, startups, pymes), puedes ver la reputación que tienen de boca de otros empleados y buscar en otros estados o países.

Y la distancia no es problema ¡ni para la entrevista! Claudia Bravo no tenía posibilidad de desplazarse de su antiguo trabajo a las oficinas de la reclutadora y ella le propuso entrevistarla por Skype.

¿Qué publicas en el resto de las redes sociales?

Está muy bien que tengas un perfil impecable en LinkedIN… pero puedes arruinarlo fácilmente si tu foto de perfil de Facebook es de la última parranda a morir y estabas como para que te llevara el alcoholímetro, o si en twitter publicas chistes sexistas, racistas, o de cualquier índole discriminatoria, haces comentarios violentos, etcétera.

Y esto es así en cualquier red social. Esta misma semana en twitter una chica contaba que su amiga tuvo una entrevista laboral incómoda porque el reclutador resultó ser un chico de Tinder con el que había salido:

Si no has encontrado el puesto que buscas de las formas tradicionales, celebra el día del trabajo “posicionándote” en internet para encontrar el que quieres. Quizás hasta llegue algo mejor a los que buscas. ¡Feliz día!

* Sofía Macías es especialista en educación financiera, periodista financiera y autora de la serie de best-sellers Pequeño Cerdo Capitalista, con versiones para México, España e Italia. Puedes encontrarla en Twitter como @PeqCerdoCap y en www.pequenocerdocapitalista.com