• Lunes 10 Diciembre 2018
  • 22:59:25
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 11°C - 52°F
  1. Lunes 10 Diciembre 2018
  2. 22:59:25
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 11°C - 52°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Economia

El mito del altruismo de Facebook

The New York Times | Viernes 07 Diciembre 2018 | 18:03 hrs

The New York Times |

Nueva York, Estados Unidos.- Todo lo que necesitábamos saber de Facebook estuvo en los cines en el 2010.

La primera vez que vi "La Red Social", yo echaba porras a Mark Zuckerberg para que dejara en el polvo a la gente que intentaba frenarlo. ¿No era hora de que los perdedores derrotaran al establishment?



Cuando vi la película recientemente, me di cuenta de que mis simpatías habían cambiado. Ocho años después, "La Red Social" adquiere un nuevo significado.



Si la vuelves a ver, recordarás que Zuckerberg no comenzó describiendo su creación con frases idealistas que la caracterizaban como "una misión social para hacer del mundo un lugar más abierto y conectado", como frecuentemente se refiere a ella ahora.



Su viaje comenzó de manera nada loable, con Facemash.com, un sitio malintencionado que exhortaba a sus compañeros en la Universidad de Harvard a calificar a las mujeres en el campus con base en su apariencia.



La película se tomó algunas libertades con los hechos, pero "La Red Social" se basó en hechos reales. Y su retrato del incipiente magnate tecnológico como alguien que estaba más interesado en hacer crecer su creación que en quién podría resultar herido por ella ha resistido la prueba del tiempo.



Hace ocho años, pensé que estaba viendo una serie de duras lecciones aprendidas al tiempo que un imberbe joven de 19 años llegaba a la mayoría de edad. En el 2018, vi el inicio de un patrón que se ha vuelto demasiado familiar.



Va así: algo malo sucede en Facebook (la intromisión rusa en las elecciones de Estados Unidos, o la incitación a la limpieza étnica en Myanmar, digamos). Después de que es denunciado, Zuckerberg u otro ejecutivo de la compañía se compromete a mejorar. Y cuando la gente da vuelta a la página, el ciclo comienza de nuevo.



El patrón se repitió recientemente cuando una investigación de The New York Times reveló los despiadados esfuerzos de Facebook para desviar la responsabilidad y socavar a los críticos cuando fue escudriñado por permitir la difusión de información errónea en el período previo a las elecciones presidenciales estadounidenses del 2016.



Facebook respondió a la defensiva. "La realidad de dirigir una compañía de más de 10 mil personas es que no vas a saber todo lo que está pasando", dijo Zuckerberg.



Fue una explicación desconcertante para cualquiera que haya tomado al pie de la letra sus declaraciones y las de su segunda al mando, Sheryl Sandberg, cuando juraron que ejercerían más control sobre la plataforma.



Nada discrepó más con sus promesas de transparencia que la revelación de The Times de que la compañía había contratado a Definers Public Affairs.



Como parte de su labor para Facebook, la firma circuló rumores que sugerían que el donador político liberal George Soros estaba detrás de una coalición que criticaba a Facebook.



Las noticias de esa campaña llegaron tras revelarse que Facebook figuraba entre las redes sociales utilizadas para difundir memes falsos que retrataban a Soros como el financiador de la "caravana migrante".



Soros no financió directamente la coalición, aunque sí ha dado a algunos de sus grupos miembros, de acuerdo con su organización sin fines de lucro, la Open Society Foundations.



Pero, ¿y qué si Soros hubiera contribuido al grupo? Personas de todas las tendencias políticas están expresando preocupación por el poder de Facebook.



En el 2011, él financió investigaciones para rastrear cómo se estaba utilizando Facebook para difundir los mensajes antiinmigrantes del populismo de extrema derecha en Europa.



En la escena final de "La Red Social", un abogado aconseja a Zuckerberg que indemnizara a las personas que lo habían acusado de engañarlos.



En el 2010 yo sabía que haría exactamente eso. Pero me equivoqué en el motivo. No se trataba de hacer lo correcto. Se trataba de hacer sólo lo que tenía que hacer para seguir adelante, sin obstáculos.



Antes de los créditos, vemos a Zuckerberg actualizando la pantalla de su laptop una y otra vez -señal, en retrospectiva, de que la historia se repetiría.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo