• Miércoles 14 Noviembre 2018
  • 5:27:23
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • -2°C - 27°F
  1. Miércoles 14 Noviembre 2018
  2. 5:27:23
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. -2°C - 27°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Enfermero de almas

Reforma | Martes 05 Abril 2016 | 09:10 hrs
Cargando
Ciudad de México.- En la vorágine que genera un enfermo en casa, las y los enfermeros tienen una labor titánica y humana poco reconocida, por lo que bajo esta reflexión, el guionista y director Michel Franco concibió la película Chronic: El Último Paciente, que protagoniza el británico Tim Roth y que se estrena este viernes.



David (Roth) trabaja para una agencia de enfermeros y es entregado e intuitivo, por lo cual logra una conexión envidiable con pacientes terminales como Sarah (Rachel Pickup) y John (Michael Cristofer).



"En las historias, suele centrarse la atención en los médicos o en los pacientes, pero no en los enfermeros, o enfermeras. En mi caso, veo este trabajo como una profundización del aspecto humano en el que se basa su profesión y, sobre todo, un reconocimiento para ellos", indicó Roth en videoconferencia telefónica desde Glasgow.



"A David le sucede que se entrega a su trabajo, y tiene un vínculo profundo con sus pacientes porque sabe cuál es su oficio", añadió Franco.



Ambientada en Los Ángeles y con la participación de la mexicana Nailea Norvind como Laura, la ex de David, la trama arroja al protagonista a una situación inusual en la que la familia de uno de sus pacientes lo acusa de conductas impropias.



Lo que para él es natural, a la vista de otros seres humanos es inadecuado, comentó el cineasta y ganador de Mejor Guión Original por esta película en el pasado Festival de Cannes.



"Me gusta contar historias que generen preguntas, y no que proporcionen respuestas. Hay personas que han interpretado la situación de David como una extraordinaria entrega, mientas que otros la asumen como envidia de parte de la familia por cómo se maneja el paciente con él.



"Pienso que lo ideal es entender el punto de vista de la vida como un paso que disfrutamos y el derecho que tenemos a saber cómo terminarla. No hablo de practicar la eutanasia, porque no es la agenda. Simplemente, es el hecho de analizar cómo queremos enfrentarnos a la muerte", acotó el director de Después de Lucía.



Además, el enfermero debe enfrentarse a fantasmas de su pasado, al presentarse ante su ex mujer y su hija, y lidiar con su propia perspectiva de su oficio.



"Es algo muy complejo e interesante, porque la vida del protagonista es solitaria, pero compensa su situación con la profunda entrega hacia sus pacientes.



"Pienso que es un personaje muy atractivo y lleno de complejos matices. Quedé fascinado de interpretarlo y ojalá pudiera estar al alcance de más proyectos así", destacó el nominado al Óscar como Actor de Reparto por Rob Roy (de 1995).

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo