• Miércoles 14 Noviembre 2018
  • 17:58:11
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 11°C - 52°F
  1. Miércoles 14 Noviembre 2018
  2. 17:58:11
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 11°C - 52°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Eugenio Caballero recibe 'monstruoso' premio

Excélsior | Domingo 05 Febrero 2017 | 08:18 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El diseñador de producción mexicano Eugenio Caballero sumó ayer el Goya español — por la cinta Un monstruo vie­ne a verme— a su fantástica colección de galardones ci­nematográficos, que le hará “compañía” al Oscar y a dos premios Ariel.

Los reconocimientos siempre están bien, pero lo que más me gusta es lo que ha pasado con la película en México y España, donde ha conectado con la gente”, ex­presó Caballero en entrevista telefónica desde Tabasco con Excélsior, donde busca loca­ciones para su nuevo proyecto.

El artista aseguró que lo más importante para él es “ha­cer las películas y que las vea la gente”, pues lo demás llega “por añadidura”.

Su premio, un busto forja­do en bronce con la imagen del pintor español Francisco Goya, fue recogido por su co­lega Pilar Revuelta, con quien comparte créditos en esta pe­lícula de Juan Antonio Bayona, así como en proyectos como El laberinto del fauno, Lo im­posible o Los abrazos rotos, por mencionar algunos.

    Hemos hecho muchas películas juntos y además de agradecer a la Academia, al director y a mi equipo, le decía a Pilar que el premio es com­partido, porque fue una pelí­cula compleja”, precisó.

Caballero, quien se enteró del premio cuando una serie de mensajes de felicitaciones llegaron de golpe a su celular debido a que no tenía mucha señal, deseó que este tipo de reconocimientos aliente a los cineastas mexicanos, que no han dejado de tener sobresa­lientes triunfos en todos los festivales y premiaciones del mundo.

“Los reconocimientos vie­nen como consecuencia de una pasión enorme de los ci­neastas mexicanos, de un mo­mento fílmico que no tiene nada que ver con en el que yo empecé a hacer cine hace 20 años, cuando hacíamos seis películas al año.

“En ese tiempo era muy di­fícil pensar en cualquier tipo de resonancia internacional.

“Pero esas puertas fue­ron abiertas por gente como Alfonso (Cuarón), Guillermo (Del Toro), El Chivo (Lubezki), Alejandro (G. Iñárritu) o el Ti­burón (José Antonio García, sonidista).

    Y a mí ahora lo que me toca es seguir haciendo mis películas y abrir más puertas para las generaciones que vienen, porque hay mucho talento en el país y mucho compromiso con hacer cine”, afirmó.

Finalmente, recordó que Un monstruo viene a verme (A Monsters Calls) es el pro­yecto más difícil que ha hecho técnicamente.

“Es una película muy pre­cisa. Rodamos en varios paí­ses y por la manera en la que se rodó, debíamos tener todo el diseño antes de comenzar la filmación y eso nos exigió muchísimo.

“No fue sólo el ímpetu, pa­sión y ganas, sino también el diseño, conocimiento técnico y meticulosidad.

“El Goya es un premio que dedico a mis padres, a mis hermanos y a mis amigos, que siempre me han apoyado, y por supuesto con mis hijos y a su mamá, que se fueron casi de recién nacidos conmigo a este rodaje.”

La cinta dirigida por Juan Antonio Bayona se llevó ayer nueve galardones a lo mejor del cine español, aunque en el último suspiro Penélope Cruz y Alejandro Amenábar apa­recieron para anunciar que el Goya a la Mejor Película que­daría en manos de Raúl Aré­valo por Tarde para la ira.

POR LAS MUJERES

La frase “más personajes fe­meninos” en el cine, escrito en letras bordadas negras sobre un chal blanco roto fue la nota reivindicativa y más comen­tada en la alfombra roja de los premios Goya.

La actriz madrileña Cuca Escribano fue la encargada de pasear su demanda a la entra­da de la gala de los Goya, don­de apareció con el chal sobre la cadera tras lo que se giró ante los fotógrafos y mirándo­les desplegó el echarpe para que se pudiera leer la protesta.

Escribano aseguró que es el primer año que no trabaja en cine y recordó que, según un estudio de la asociación de ci­neastas CIMA, sólo 20% de los papeles que se escriben son para mujeres. “El cine tiene que contar la vida y nosotras también existimos, hay dema­siada testosterona”, dijo.

Actualmente, Escriba­no está de gira con la obra de teatro El jurado, que también produce.

En la misma línea que Es­cribano, la productora de Tarde para la ira, Beatriz Bo­degas, confesó que “no recibe proyectos con papeles poten­tes para mujeres”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo