• Martes 13 Noviembre 2018
  • 22:57:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • -2°C - 28°F
  1. Martes 13 Noviembre 2018
  2. 22:57:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. -2°C - 28°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Un grito de juventud

Agencias | Sábado 07 Octubre 2017 | 08:33 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El más joven de la familia de actores Zurita Bach, Emiliano, debutará en el teatro al lado de su padre y bajo la dirección de su hermano Sebastián, a través de la obra Enemigo de clase.

Los actores —uno tras bambalinas y padre e hijo menor frente al público— compartirán escenario con una reflexión hacia los alumnos problema y lo que hay detrás de cada una de sus historias.

"Es un proyecto que empezamos mi hermano y yo a traducir y a adaptar hace dos años. Es un texto que mi papá nos recomendó leer. Desde el principio fue entre familia, porque mi papá la vio hace mucho y le encantó, y a nosotros también. La adaptamos, la producimos y fue muy recientemente que mi papá se unió al proyecto.

"Para mí, que suceda ésto en mi debut actoral hace que me sienta fascinado, porque también es la primera obra de mi hermano como director, con quien estoy trabajando todos los días. Todo esto es increíble”, expresó Emiliano a Excélsior vía telefónica.

Emiliano, quien se graduó como arquitecto en el Pratt Institute en Nueva York y estudió actuación en los Susan Batson Studios con James E. Lee y Susan Batson, protagoniza la puesta en escena que se estrenará el 27 de octubre en el Teatro Royal Pedregal.

El debutante, quien además estuvo a cargo de la escenografía, estará acompañado por su padre en una actuación especial, así como de Mabel Cadena, Armando Espitia, Alonso Espeleta, Mauricio Raini, David Montalvo y Xabiani Ponce.

"Mi papá es de teatro y aunque no me ha tocado ensayar con él, ya lo conozco, es super serio. Eso hace que quiera hacer mi mejor trabajo. Esa relación en escena es muy diferente a lo que tenemos mi papá y yo. Los personajes tienen mucha confrontación y mi mamá se reía, pues mi papá no me va a dejar que le hable así después de los ensayos. Me va a dar unas cachetadas para recordarme que no le puedo hablar así”, señaló entre bromas el joven de 23 años.

Para Emiliano, la obra estrenada en Londres en 1978 es más que vigente, pues artísticamente se enfoca en el desempeño de seis actores, quienes interpretan a alumnos problemáticos que no salen de escena. Ninguno es del todo protagonista. El trabajo es colectivo.

"Toca problemas que han existido desde la escritura de la obra hasta ahora. Mi personaje, con mucho carácter y energía, toma el mando, pero es sólo el hilo conductor que lleva al espectador por cada historia. Sin embargo, cada rol es importante.

"La obra se enfoca en estos niños problema, que rompen ventanas o hacen grafitis, por lo que al principio es muy divertido, pero lo interesante es que después te das cuenta de por qué cada uno llegó a ser una persona así. Es cuando el público entiende a cada uno mejor. El mío quiere hacerles entender a los demás que la vida es difícil. Y todos tienen una razón, algo que explorar”, detalló.

EL DEBUT

Sebastián Zurita, quien a la par de la actuación estudió de manera formal Economía, debuta a la vez en esta obra como director de teatro.

"Siempre me ha llamado la atención la dirección y sabía que iba a terminar haciéndolo. Llevo mucho tiempo buscando proyectos que pudiera dirigir y antes no me sentía listo, estaba agarrando experiencia. Como actor, enfrentarte a dirigir, es un cambio y significa arriesgarse”, reveló Sebastián.

Para el actor, Enemigo de clase es la oportunidad de iniciar y abrir el telón.

"Si es un proyecto como actor, casi siempre lo comento con mis papás, platicamos, aunque al final, la decisión es personal. Sin embargo, siempre hemos tenido mucha comunicación. He visto a mi hermano trabajar y tiene un talento, una intuición y una sensibilidad impresionantes. Todos esperábamos que terminara su carrera para empezar a trabajar juntos.

"(Emiliano) tiene escuela que viene de la familia, pero también una habilidad nata. Sólo hay que pulir ciertas cosas. En cuanto a mi papá es una eminencia en el teatro y fue una sorpresa, porque no lo consideré y él fue quien propuso hacer el personaje. Le dije que lo iba a tratar como actor, no como papá. Y me dijo que sí. Eso es muy padre, siempre nos apoyamos, pero no interferimos en nuestro trabajo”, aseguró el director de escena.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo