• Domingo 16 Diciembre 2018
  • 0:16:39
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 5°C - 40°F
  1. Domingo 16 Diciembre 2018
  2. 0:16:39
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 5°C - 40°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Chris O’Donnell nació para ayudar

Agencias | Sábado 06 Enero 2018 | 07:29 hrs

Agencias |

Los Ángeles.- Recupe­rar la vida es complicado luego de estar en prisión o haber vivido en la som­bra de las adicciones, así que hablar de reincorpo­rarse al ámbito laboral es aún más difícil.

Hace 20 años, George R. Roberts, un empresario y filántropo estaduniden­se, ofreció una alternativa a toda esa comunidad estig­matizada con la creación de la organización REDF, una red de personas que rein­tegran a este sector social a las actividades productivas y económicas.

El actor Chris O’Donnell decidió sumarse a este pro­yecto, que le recuerda el trabajo benéfico que reali­zó desde su adolescencia y continúa ofreciendo pese a su cargada agenda.

“Todo comenzó porque el hombre que inició con todo esto es amigo de un amigo mío y me preguntó si quería participar, y sen­tí una gran conexión con lo que yo hacía de niño. REDF es una organización de ca­ridad que encuentra trabajo a las personas que no lo tie­nen y en especial se enfoca en aquellos que acaban de salir de la cárcel o que están con problemas de adicción.

“De alguna forma los ayuda a ponerse de pie nue­vamente. Cuando era chico, mi papá era miembro de la junta de una institución que hacía más o menos lo mis­mo y eso generó un gran impacto en mí y por eso decidí formar parte”, contó en entrevista con Excélsior el hom­bre que interpretó al Joven Maravilla en la cinta Bat­man y Robin, de 1997.

O’Donnell, que actualmente gra­ba la novena tem­porada de NCIS Los Ángeles, que se emitirá en los próximos meses en Latinoamérica a través de A&E, también forma par­te del comité de REDF.

Es interesante porque quieres estar involucrado y ayudar lo más que puedas, porque te das cuenta, dada mi situación como actor, que puedes ayudar más si logras que le brinden aten­ción y recaudar dinero por­que los beneficios vendrán si logras que la gente de ver­dad se involucre. Me parece que soy más útil para ellos de una manera más públi­ca”, señaló.

Hace 20 años contrajo matrimonio con la profeso­ra Caroline Fentress, con la que ha tenido cinco hijos. Es católico practicante y asiste a misa regularmente junto a su familia, una parte impor­tante de su educación en la juventud.

“En Chicago fui a una secundaria católica, de ahí todo el tra­bajo comunita­rio que hago, la idea era ayudar a quien pudié­ramos. Además había una par­te del programa escolar que apo­yaba el volun­tariado y lo hice al apoyar en los comedores pú­blicos, me gustó mucho y me di cuenta del enorme valor que hay en ello y traté de pasárselo a mis hijos.

“Durante los meses que no estoy en NCIS LA no tra­bajo porque termino ex­hausto y con cinco hijos, quiero pasar tiempo con ellos y vivir mi vida. Si fuera soltero y no los tuviera, qui­zá haría una película, pero la caridad que hago, es algo que se da de manera cons­tante, no necesito la pausa del programa para hacerla”, agregó.

¿ALGUIEN ORDENÓ PIZZA?

O’Donnell, de 47 años, no sólo apuesta a su trabajo como actor o a las labores altruistas. El año pasado se estrenó como restaurante­ro. Pizzana es su local, ubi­cado en el vecindario de Brentwood en Los Ángeles.

El proyecto arrancó hace siete años cuando el tam­bién protagonista de cintas como Perfume de mujer o Límite vertical se proclamó como anfitrión de fiestas de pizza en el patio trasero de su casa.

Así se asoció con su es­posa Caroline; Candace y Charles Nelson y el pizzaio­lo Daniele Uditi.

“Soy un chico de las piz­zas. Quería construir una casa hace un tiempo y po­ner un horno para pizza. Conocí a un chico de Ná­poles, él venía y cocinaba para nosotros y otro amigo comenzó con un negocio de cupcakes y decidimos poner un restaurante, y en eso estamos.

Aunque soy la silencio­sa minoría del negocio, en realidad sólo lo veo. Pero nos está yendo bien, la gen­te lo ha recibido, estamos en el lugar 36 de los mejo­res restaurantes de Los Án­geles. Quizá si están en la noche perfecta, puedo es­tar ahí cortando su pizza”, contó.

Sobre el por qué sigue formando parte de NCIS Los Ángeles, indicó que todo se debe a que Hollywood se ha vuelto complicado.

“Siempre busqué un programa de televisión que se hiciera en Los Án­geles, porque tengo una gran familia y quería estar con ellos, y tener una esta­bilidad. Tenía expectativas claro, pero adivinar qué le gusta a la audiencia es por demás complicado, en es­pecial cuando hay tantos programas hoy en día y que no importa cuánto dinero inviertas en marketing.

A veces extraño hacer películas. Quizá en el futu­ro, pero por ahora no cam­biaría lo que hago, porque tengo mucho trabajo y aho­ra no hay mucho dinero u oportunidades en el cine, prefiero lo que estoy ha­ciendo”, finalizó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo