• Martes 11 Diciembre 2018
  • 3:28:08
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 8°C - 47°F
  1. Martes 11 Diciembre 2018
  2. 3:28:08
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 8°C - 47°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Viven juarenses drama de Bélgica

El Diario de Juárez | Jueves 24 Marzo 2016 | 06:49 hrs

Cortesía |

Relacionadas

Ciudad Juárez.- El terror por los atentados suicidas en Bélgica registrados el pasado martes alcanzó a los juarenses, que relataron el drama de estar cerca de las explosiones, mientras que otros pasaron desde aquí horas de angustia en busca de sus amigos en aquel país.



“Vengo de Ciudad Juárez y viví algunas otras cosas muy difíciles, pero nada se compara con este terror que sientes al estar encerrado, sin ninguna información… fueron horas un poco difíciles”, manifestó Marisela Terrazas, una estudiante que se encontraba en Bruselas en el momento de los ataques terroristas, según el portal Excélsior.



La mujer, que estudia un doctorado en Educación en la Universidad Libre de Bruselas, del área flamenca, explicó que cuando ocurrió el primer ataque en el aeropuerto llegaba justamente a su universidad y momentos después hubo desconcierto.



Luego del segundo ataque en el metro, las autoridades universitarias cerraron las puertas del plantel y pidieron a los estudiantes conservar la calma, ya que frente al campus permanecía estacionado un vehículo que parecía sospechoso.



“No podíamos movernos”, dijo la estudiante, en entrevista con Grupo Imagen Multimedia, y explicó que posteriormente las autoridades de Bélgica efectuaron una “explosión programada” en la zona, para ver la reacción del auto.



Narró que después de tres horas dejaron salir a los estudiantes, luego de que se comprobó que el auto no representaba riesgo.



Los ataques terroristas también preocuparon a juarenses que crearon estrechos lazos con personas originarias de aquella región europea.



Mónica Ramírez cuenta que pasó toda la tarde tratando de contactar a sus amigos por Whatsapp apenas se enteró de la noticia, que la sacudió porque nunca se imaginó cuán inquieta quedaría al imaginar paralizada la ciudad, como se encuentra según le contaron.



“Escuché lo que pasó e inmediatamente les mandé un mensaje por un grupo de Whatsapp que tenemos los que estábamos en la escuela allá”, dijo la mujer de 18 años. “Les hablé y me dijeron que todo estaba bien, que a ellos no les había pasado nada”.



La juarense encontró la calma cuando una de sus mejores amigas le dijo que se regresaría a su país de origen, Francia, puesto que muchas calles en Bruselas se encuentran cerradas, lo mismo que negocios.



También supo por medio de sus compañeras Marie y Adeline, a quienes conoció mientras ellas estudiaban Idiomas y Logopedia, que el caos impera en la localidad belga, especialmente en torno al aeropuerto y a la estación de metro Maalbeek, donde ocurrieron las explosiones.



“Ahora que lo pienso, yo pude haber estado ahí”, indica Mónica. “Los ataques fueron en zonas donde nos manteníamos los estudiantes de intercambio; nos la pasábamos en las estaciones de trenes y en el aeropuerto. Aparte, muchos amigos publicaron que les hubiera tocado a ellos si hubieran estado 20 minutos antes”.



Estos atentados, cuya responsabilidad asumió el Estado Islámico a través de un comunicado, causaron la muerte de por lo menos 31 personas y dejaron heridas a otras 230, se ha dado a conocer.



Marisela, quien lleva un año en Bruselas, señaló que sus compañeros están preocupados por la situación.



“Fue muy impresionante porque los mismos colegas belgas, cuando pasó lo de París (atentados en noviembre), siguieron yendo (a la universidad), pero ahora estaban muy preocupados por la situación”, expresó.



Tras asegurar que en Bruselas opera al mínimo el transporte público, dijo que la recomendación de las autoridades “es estar en casa” hasta el próximo lunes, cuando se reanude la actividad en su escuela.



—¿Hay atmósfera de vulnerabilidad?



­—Yo creo que sí. Miedo, tristeza, y sin saber qué es lo que pueda pasar.



Marisela dijo que los estudiantes en Bélgica ven con toda normalidad la convivencia cotidiana con la comunidad musulmana.



“Convivimos todo el tiempo con ellos. Se ve con mucha naturalidad, sin ningún problema. Hasta el momento es algo común”, indicó.



—¿Te quedarás allá? ¿Cuáles son tus planes?



—No, pues seguir estudiando. Por lo pronto, desde casa nos tienen restringido hasta el lunes la entrada a la escuela. Pero hay que seguir, no hay que vivir con miedo, obviamente manteniendo en calma a la familia y en comunicación con ellos para que sepan que estamos bien, pero pues a seguir adelante.



A Marisela le faltan tres años para concluir el doctorado en la Universidad Libre de Bruselas, donde según ella hay tres mexicanos en su facultad y unos 15 ó 20 más en el resto de las facultades.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.


--




Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo