• Domingo 18 Noviembre 2018
  • 13:00:03
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Domingo 18 Noviembre 2018
  2. 13:00:03
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Derribar la barrera del idioma para lograr la inclusión

Salud Ochoa/El Diario | Lunes 12 Septiembre 2016 | 07:14 hrs

Agencias |

Chihuahua.- Lograr la inclusión de los niños indígenas en la escuela y/o en la sociedad a través de la educación, es uno de los objetivos principales del equipo que conforma el Programa para la Inclusión y Equidad Educativa y en el que participan maestros, lingüistas, hablantes de la lengua, dibujantes y diseñadores, entre otros.

Para ello, es necesario derribar la barrera de la lengua partiendo de la elaboración de materiales didácticos acordes a las necesidades y al contexto de los niños, quienes han mostrado mayor interés y aprovechamiento al encontrar coincidencias entre su vida cotidiana y lo plasmado en los textos.

“Buscamos derribar esa barrera que afecta el aprendizaje, queremos que los niños se sientan parte de la comunidad pero también darle herramientas al maestro con materiales que apoyen el proceso enseñanza-aprendizaje”, dice Cesáreo Valles Machuca coordinador del citado programa.

Hace menos de dos décadas, indica, la tendencia era la castellanización y consecuente desaparición de la lengua indígena pero, “los pueblos originales se han dado cuenta que no pueden perder algo que forma parte esencial de su cultura”.

Por ese motivo, en la elaboración de textos en lenguas indígenas las aportaciones de los miembros de la comunidad son de suma relevancia ya que “ellos deciden los conocimientos o saberes de su pueblo que quieren que los niños conserven”.

El trabajo no es sencillo porque a veces hay que empezar de cero, construir un alfabeto e ir creando textos adecuados al contexto de los niños, sin embargo, “la mayor riqueza de este trabajo es que los contenidos provienen de la fuente original. Los hablantes nos entregan la información que quieren que se incluya, esta se transcribe, se corrige y se regresa para su aprobación. Con las imágenes pasa lo mismo, ellos mandan sus dibujos, un miembro del equipo se encarga de mejorarlos respetando el original y finalmente un diseñador da el último paso. De esta forma, los libros reflejan la comunidad y los niños se identifican con ella. Algunos hablantes están en Chihuahua pero otros, vienen por el material, se lo llevan, lo revisan y lo regresan”.



-Buscan incorporar la lengua indígena como una materia más en las escuelas

De acuerdo con Cesáreo Valles Machuca, este tipo de materiales se están elaborando con la intención de que se incorpore el estudio de la lengua indígena como una materia más en las escuelas, de tal forma que la educación sea bilingüe –indígena y español- o trilingüe porque en secundaria se suma el inglés.

“En Chihuahua tenemos 4 pueblos originarios que son mayoritarios y en consecuencia 4 lenguas. Se está trabajando con todas porque, los niños necesitan la lengua madre para comunicarse con la gente mayor, requieren hablar español porque con eso se comunican con el resto de la comunidad y eventualmente necesitan el inglés porque la región serrana es visitada por muchos turistas. En este sentido, aprender una lengua no es una carga, hay que ver el uso del lenguaje como una herramienta”.



-Realizarán monitoreo en diferentes situaciones de enseñanza-aprendizaje

A partir de septiembre y hasta noviembre próximo, se realizará un monitoreo para ver cómo trabajan los maestros en las diferentes situaciones relacionadas con la lengua, señala Lorenzo Antonio Bautista, director de Educación Indígena.

“Veremos qué sucede y cuál es el avance si el maestro es bilingüe y los niños bilingües, si los niños bilingües y el maestro monolingüe o niños monolingües y maestro bilingüe. Estuvimos en Guachochi, se capacitó a 80 maestros y será la UPENECH la encargada de dar seguimiento a la práctica del pilotaje”.

En este contexto, señala, “se han planteado estrategias para que los maestros monolingües puedan planear clases e interpretar las actividades a realizar. Cuando los niños son bilingües se les atenderá con su lengua materna y cuando hablan solo español se trabajará como segunda lengua la materna”.



-El interés de los niños aumenta exponencialmente cuando encuentran un texto en su lengua

A pesar de que aún es temprano para medir el aprovechamiento escolar, Alejandro Rivas explica que “en el caso de la lengua Tepehuana sí ha habido mucho interés de los niños por los libros en su lengua, los maestros comentan que en una semana terminan de leer los materiales y el resto de los libros los hacen a un lado. He visto niños rarámuris que hacen lo mismo”.

Rivas señala que los resultados han sido diversos pero, uno de los más sustantivos es que se ha logrado que los niños se sientan orgullosos de su lengua materna ya que, “en alguna etapa para el alumno era vergonzoso hablar en lengua y buscaba hacerlo en español. Se ha logrado eso y no ha sido fácil porque los mismos padres les decían que tenían que hablar en español porque era un elemento de discriminación”.



En corto...

*El contenido de los libros en lengua indígena es prácticamente el mismo que los de texto

*Sólo hay variaciones en tópicos específicos de acuerdo de la etnia que se trate y al entorno en el que viven

*en materia religiosa sí hay más diferencias porque aún persisten tradiciones que se deben respetar.

*No hay una escritura hecha y se está en proceso de construcción. Se tiene alfabeto en tepehuán y rarámuri

*Hay sonidos que no se representan con ninguna letra del alfabeto y tiene que buscarse la manera de representarlo

*Actualmente se está trabajando con los grupos guarojíos que se encuentran principalmente en  Moris, Uruachi, Chínipas y Morelos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo