• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 9:52:44
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 9:52:44
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Desplazan médicos a curanderos en la sierra

David Alvídrez/El Diario | Jueves 06 Octubre 2016 | 07:55 hrs

David Alvídrez/El Diario |

Creel, Chihuahua– A unos tres kilómetros de esta comunidad, en el ejido San Ignacio de Arareco, se ubica la llamada Cueva de Sebastián, en la que durante muchos años vivió el curandero conocido como Sebastián Gloria.

Actualmente la cueva en la cueva vive Pablo Gloria Refugio, hijo de Sebastián.

Pablo comentó que su padre era el curandero de la región y falleció a la edad de 98 años a causa de cáncer.

“Aquí venia la gente para que la curaran con hierbas de la región y cuando él (Sebastián) murió, mi hermano Luis siguió con la tradición, pero también se murió de cáncer hace como seis años”, dijo Pablo Gloria.

Desde que falleció Luis la gente de esta región tiene que acudir con otro curandero que está un poco más apartado de esta comunidad.

Asimismo, Pablo comenta que poco a poco se está perdiendo la tradición de ir con los santeros de su etnia, la tarahumara.

Pablo dice que la mayoría de las personas de su etnia, que viven cerca de Creel, prefieren ir a la Clínica Santa Teresita, donde los atienden por estar afiliados al Seguro Popular.

“Ya casi no van con los curanderos, algunos si van, pero cuando son cosas delicadas el mismo curandero les dice que vayan a la Santa Teresita”, comentó Pablo.

Pablo Gloria mencionó que ni su papá ni su hermano cobraban por curar a la gente, sólo recibían artículos, animales o dinero que las personas les deban por su voluntad.

La llamada Cueva de Sebastián es visitada con frecuencia por turistas, quienes acuden a ver cómo vive Pablo y su esposa en la cavidad formada en una enorme piedra.

En la entrada a la cueva se encuentra una escultura de un tarahumara forjada en piedra con una cartulina al frente que contiene un mensaje en el que invitan a la gente a cooperar para comprar coronas el próximo día dos de noviembre para Sebastián y Victoria. El mensaje está escrito en español e inglés.

El sábado pasado, Pablo se encontraba enfermo porque se lastimó una pierna al estar laborando juntando leña.

Pablo dijo que él y su esposa viven de lo que cosechan y que es poca la ayuda que reciben de las autoridades.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo