• Martes 13 Noviembre 2018
  • 1:19:04
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 2°C - 35°F
  1. Martes 13 Noviembre 2018
  2. 1:19:04
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 2°C - 35°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Detienen migrantes su ruta a EU por Trump

Alicia Fernández | Domingo 13 Noviembre 2016 | 07:30 hrs

El Diario |



Ciudad Juárez.- Marlon Contreras viene desde Honduras. Dice que atravesó Guatemala y todo México. Se arriesgó sin documentos, llegó hasta el cruce internacional Córdova-Américas –mejor conocido como “Libre”– y ahí lo detuvo la ‘Migra’.

Pensaba cruzar saltando desde la estructura del puente, pero no lo logró y pasó 20 días en una cárcel federal de El Paso para luego ser deportado, narra. Su historia es muy parecida a la de miles de migrantes que se mueven a diario por la frontera en busca de llegar a territorio estadounidense.

Contreras huyó de su país porque empezó a salir con una mujer que resultó ser la exnovia de un integrante de la pandilla de los Maras. Ella desapareció, él cree que la mataron, comenta al recordar por qué decidió salir de su tierra con destino a Estados Unidos.

Ahora se encuentra en Ciudad Juárez de nuevo, desde donde mira hacia el sur añorando su tierra y, al norte, donde se encuentra su ‘sueño americano’. Pero luego de que Donald Trump ganara la presidencia, Contreras considera que “ya no vale la pena estar en Estados Unidos”, por lo que asegura ya no lo volverá a intentar.

El padre Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante, considera que la situación para los deportados es preocupante en la región, pero menciona que puede elevarse a nivel crisis humanitaria en caso de presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, cumpla sus dichos en campaña contra la población migrante indocumentada en su país.

Contreras, el migrante hondureño, cree que con el republicano estará más difícil ingresar y permanecer en Estados Unidos, ya que le pedirán documentos. Además, agrega, en la cárcel le impusieron una sentencia: si lo vuelven a atrapar en cualquier cruce pasará de seis meses a un año en la misma cárcel que estuvo recluido, por lo que ahora se mantendrá en México con la intención de buscar trabajo.

Juan Uribe, otro migrante que prefiere dar este nombre para resguardar su verdadera identidad, dice que tuvo un problema similar con la pandilla de los Maras, que le obligó a dejar su trabajo bien remunerado como carrocero en El Salvador.

Asegura que ha buscado asilo legal en México, pero no se lo han otorgado y ahora contempla buscar lo mismo en Estados Unidos. Aunque cree que hay un 99.9 por ciento de posibilidades que se lo nieguen.

El padre Calvillo considera que la situación de los migrantes atrapados en la región fronteriza entre México y Estados Unidos es preocupante.

“Estamos en un momento muy crítico, en un momento muy fuerte, en un momento muy delicado”, dice.

Nelson Madrid, de 26 años, es otro migrante centroamericano que permanece en Juárez. También llegó de Honduras al lado de dos amigos con la idea de cruzar a Estados Unidos, “buscando el sueño americano”.

Lo ha intentado seis veces y lo volverá a hacer, comenta el hombre que lleva 20 días avanzando en el tren y caminando… tiene los pies destrozados.

Cree que sacrificarlo todo para venir y “saltar al otro lado” vale la pena si logra su objetivo de tener mejor ingresos económicos, porque con eso podrá darle estudios a su hijo, dice.

Nelson asegura que los ‘coyotes’ le cobran 2 mil dólares. No tiene dinero, por lo que la próxima vez lo intentará por el desierto.

“Tantas veces como pueda lo haré”, afirma, aunque el ahora presidente electo Trump se empeñe en regresarlo a México cuando asuma la Casa Blanca.

El hombre se refugia actualmente en la Casa del Migrante en esta ciudad, junto con otras personas que llegaron de paso desde Centroamérica.

En el albergue además hay haitianos y africanos que hablan muy poco español, casi nada, pero como pueden explican que ellos viajaron para internarse a Estados Unidos.

Aunque ahora, aseguran, están sumidos en desesperación por la llegada de Trump a la presidencia y por ahora ya no lo harán, buscarán quedarse en la ciudad para conseguir trabajo.

Durante 2015, en la Casa del Migrante se recibieron más de 8 mil 500 desplazados, de los que alrededor de 3 mil fueron deportados.

“La migración en Juárez ha crecido, definitivamente sí”, afirma Calvillo.

Sabe que Barack Obama es uno de los presidentes que más ha deportado en los últimos años. “Ha sido el más tremendo, el más rudo con estrategias de deportaciones aéreas, de separación de familias, de los brazaletes, de los centros de detención de los niños, de los menores, mexicanos, centroamericanos, de mujeres”, afirma el director del refugio de migrantes.

En Juárez se reciben mexicanos, centroamericanos, haitianos y ahora los de África. “Nos preocupa porque la migración va en aumento, todos van rumbo al norte, pero el cambio de política en el vecino país los va detener en la frontera”, dice.

Aun así, el padre confía en la solidaridad de los juarenses y considera que esta característica puede sacar a la ciudad adelante de presentarse una situación que rebasara la capacidad de las organizaciones que apoyan a los migrantes. “Hay muchas cosas muy buenas en Juárez, que como sociedad podemos responder a estos retos”.

“Ahorita se está viendo un plan, estamos desde Chihuahua, Ojinaga, Casas Grandes y Ciudad Juárez, estamos viendo que se abran más albergues”, asegura.

El padre se dice pendiente de la toma de protesta de Trump en enero, para saber cómo actuará y así implementar las medidas que sean necesarias.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo