• Domingo 18 Noviembre 2018
  • 6:40:10
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 8°C - 46°F
  1. Domingo 18 Noviembre 2018
  2. 6:40:10
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 8°C - 46°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Venció al cáncer de mama y superó necrosis en la cadera

De la Redacción | Viernes 27 Octubre 2017 | 08:48 hrs
Cargando
Chihuahua.- Tras vencer el cáncer de mama; así como a dos años y medio de una caída, que derivó en una cirugía y colocación de prótesis en ambos lados de la cadera a causa de una necrosis, en cuyo proceso tuvo que someterse a una operación de apéndice, María del Carmen Villalobos Cereceres, “Tita”, como es conocida por amigos y familiares, ha retomado su vida normal, con mayor brío. 



A sus 60 años, enfermera de profesión, jubilada, con una importante trayectoria laboral, enfrentó con valentía, pero sobre todo con mucha voluntad y determinación, no sólo un cúmulo de sentimientos encontrados generados por dichos padecimientos, sino también una serie de retos para poder salir adelante: el primero y más importante, bajar de peso, de 116 a 85 kilos. 



El cáncer de mama le fue detectado oportunamente y en etapa temprana hace poco más de 4 años, al no negarse a la posibilidad de ser candidata a padecerlo, debido a varios antecedentes familiares. Esa condición, le motivaba a realizarse periódicamente una mastografía, lo cual, al detectársele una “mancha” extraña, le permitió recibir la atención oportuna.



Le realizaron una cuadrantectomía (que es la extirpación de un cuadrante de seno en donde existe un tumor); posteriormente, fue sometida a un proceso de quimioterapias y radioterapias en el Hospital General Regional No.1, Morelos, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Chihuahua. Actualmente sólo acude cada seis meses a control y cada mes para continuar con su tratamiento.



Mientras llevaba este proceso, sufrió una caída estando de visita en el estado de San Luis Potosí. Fue ahí cuando comenzaron las complicaciones. “Mi cadera estaba necrosada, ya había pasado por quimioterapias y radioterapias por el cáncer de mama… por lo que fue difícil enfrentar esa situación; y, para acabarla de amolar, en el inter me realizaron una operación para quitarme el apéndice, pero salí adelante”.



Tita recuerda que la primera operación de cadera, para la colocación de la prótesis, se retrasó por el sobrepeso y posteriormente por la cirugía de apéndice, concretándose finalmente en mayo de 2016.



“Me dijeron que me iba a recuperar hasta el mes y yo a la semana estaba caminando. Claro sin apoyar la pierna; posteriormente, en febrero de este 2017, me operaron la cadera izquierda, de la cual fue más lenta la recuperación. Estuve un mes y medio acostada, sin moverme”.



“Antes de que me operaran yo no podía hacer absolutamente nada, porque era un dolor intenso, insoportable. Ahorita ya barro, sacudo, nada más no muevo muebles. Ya voy al mandado, cargo las bolsas ligeritas, hago todo, plancho, lavo, voy a clases de corte y confección, ya subo escaleras. Ahorita estoy perfectamente bien. Estoy en fisiatría, me ha ido muy bien”, decía contenta, evidentemente emocionada.



“Si no me hubiera operado en el IMSS las prótesis y la atención médica me hubiera salido arriba de los 200 mil pesos aproximadamente, los cuales evidentemente no tengo. Pero gracias a Dios, y a la atención de los médicos del Seguro Social, ya estoy bien, saliendo adelante, con mucha fuerza de voluntad”, concluyó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo