• Martes 20 Noviembre 2018
  • 8:01:10
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 4°C - 39°F
  1. Martes 20 Noviembre 2018
  2. 8:01:10
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 4°C - 39°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Lo pierden todo debido a las lluvias

Abril Salgado/El Diario de Juárez | Sábado 08 Septiembre 2018 | 08:17 hrs

El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— Parece un día nublado como cualquier otro, pero para decenas de familias en Riberas del Bravo etapa VII la incertidumbre de saber si las intensas lluvias continuarán o no sigue presente, pues muchas han perdido todo en el interior de sus domicilios.



Sobre la avenida Siglo XXI, la familia Torres Martínez camina entre el lodo; han recorrido varias cuadras para comprar un refresco y poder acompañar un pollo asado que también tuvieron que comprar para comer, porque todos sus electrodomésticos y alacena se perdieron en las inundaciones del jueves.



Esther Martínez narra que se encontraba en su casa cuando el arroyo se desbordó y toda el agua comenzó a entrar en grandes cantidades. “Me asusté, dejé todo y me salí”, dijo.



Mencionó que inmediatamente llamó a su marido, Alejandro Torres, quien dejó su trabajo para volver a su hogar, el mismo que dejó por la mañana y al volver estaba bajo el agua.



Hasta medianoche pudieron dormir después de limpiar toda la tierra de arrastre que quedó en su casa por la inundación. Recibieron una despensa que tienen guardada porque no hay manera en que puedan cocinarla, pues ya no funciona ninguno de sus electrodomésticos.



En la misma situación se encuentra la familia López Cancino, originaria de Oaxaca y que se mudó a Riberas del Bravo hace dos meses cuando por fin pudieron conseguir casa propia.



Un miembro de la familia relató que por la noche todos durmieron en un colchón que colocaron en el suelo, luego de haber estado por horas despiertos para limpiar lo que la lluvia dejó. Situación que les preocupa porque tienen un bebé en casa.



Para ellos fue un alivio recibir agua embotellada, toda su comida se perdió en la inundación y no habían ingerido alimento más que agua de la llave. Las calles por todo el sector tienen lodo, en algunas partes las lagunas son más grandes que otras, llantas, y piedras gigantes se ven tanto como los muebles al exterior de varias viviendas, donde las familias permanecen y contemplan a su alrededor lo que la lluvia les dejó.



“¿Qué vamos a hacer en lo que resta del día? Esperar que ya no llueva porque pues no podemos dejar nuestras cosas solas, a ver si se apiadan de nosotros”, expresó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo