• Miércoles 14 Noviembre 2018
  • 5:34:29
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • -2°C - 27°F
  1. Miércoles 14 Noviembre 2018
  2. 5:34:29
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. -2°C - 27°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

'Iluminan' al cerebro

Reforma | Viernes 08 Abril 2016 | 14:08 hrs

Agencias | Mediante un sistema que conecta el cerebro directamente a un cable de fibra óptica, científicos revisan en tiempo real qué sucede con las neuronas

Ciudad de México.- Con ayuda de fibra óptica, como la usada en las comunicaciones y proteínas de algas y bacterias sensibles a la luz, el doctor Ofer Izhar, del Instituto de Ciencia Weizmann logró, literalmente ver cómo funciona el cerebro en tiempo real.



El cerebro es uno de los órganos más complejos del cuerpo, pues miles de neuronas trabajan en conjunto realizando, como una supercomputadora, diferentes procesos que van desde generar la memoria, activar los órganos, la vista, procesar la información o controlar las emociones.



Durante una visita a nuestro País, el especialista en neurobiología explicó a REFORMA que su objetivo es comprender mejor cómo funciona el cerebro, sobre todo cuando está afectado por problemas como el autismo, esquizofrenia u otros trastornos mentales.



Para esto, el investigador originario de Israel, utiliza la optogenética, que ayudó a desarrollar desde hace 10 años, cuando era investigador en la Universidad Stanford.



Izhar y su equipo desarrollaron una serie de equipos que permiten llevar a tipos de neuronas específicas una proteína sensible a la luz, que es tomada de bacterias y algas.



"En la naturaleza muchos organismos responden a la luz, las plantas lo hacen, algunos tipos de bacterias y en los últimos 30 años los investigadores caracterizaron las proteínas que le dan a las algas y bacterias esta reacción", precisó el investigador.



"Nuestra técnica consiste en llevar esas proteínas hasta receptores en las neuronas, y entonces éstas se vuelven sensibles a la Luz. El valor de la técnica implica que no tienes que poner las proteínas en todas las neuronas, sino que puedes seleccionar aquellas que te interesan".



Específicamente, el equipo del científico israelí se enfoca en el comportamiento, porque son las afectadas en pacientes psiquiátricos, por lo que en ratones adultos --animales ideales por su tendencia a socializar-- revisan en tiempo real cómo se comportan al "apagar" o desconectar las neuronas.



En los últimos años la técnica ha llamado poderosamente la atención de la comunidad científica, por lo que ya han avanzado en el estudio de procesos como la empatía y el comportamiento materno.



En octubre pasado, el equipo de Yizhar presentó en la revista Nature un estudio donde mostró que las mismas neuronas que dan en las hembras la capacidad de ser empáticas y protectoras con sus crías, en los machos reducen los niveles de agresividad.



"Es un trabajo muy curioso porque se relacionaba con el papel y comportamiento sexual. Nuestro objetivo era encontrar exactamente dónde se encontraban las diferencias en machos y hembras", detalló.



Para ese trabajo en específico, los investigadores revisaron el comportamiento maternal sobre todo, el tiempo que las hembras pasaban con las crías recién nacidas.



Mientras las madres pasan más tiempo con ellas, los machos generalmente se comportan agresivos y territoriales, actuando inclusive de forma violenta contra los recién nacidos.



En este caso, los científicos revisaron el hipotálamo, en específico una zona conocida como núcleo anteroventral preventricular, que en las madres es rico en un tipo de neuronas que expresan una proteína llamada tirosina, pero que en las hembras que no han tenido nunca crías el nivel es muy bajo y en los machos casi nulo.



Así que el equipo de Yizhar bloqueó estas neuronas, primero en las madres con el resultado de que ellas, simplemente, ignoraron a los recién nacidos.



Posteriormente, estimularon este grupo de neuronas, pero en ratonas vírgenes, las cuales inmediatamente comenzaron a producir oxitocina y a ser más empáticas y protectoras con los recién nacidos, produciendo inclusive leche para ellos.



Pero, al momento de estimular el cerebro de los machos éstos no se volvieron paternales, y no se produjo oxitocina, pero sí mostraron claramente menores índices de agresividad, precisa.



"Esto nos habla del potencial de la técnica, pues podemos ver los cambios en los ratones en el momento exacto que ocurren. Podremos desarrollar, a futuro, técnicas que nos permitan ayudar a las personas con autismo o con otros problemas mentales donde la comunicación entre las neuronas está afectada", comentó Yizhar.



Por el momento, el científico no trabaja con ningún especialista mexicano, por lo que estimó que su visita a nuestro país (donde ofreció charlas a investigadores del Instituto de Psiquiatría y el Instituto de Fisiología Celular, entre otros) permitirá generar, justamente, esos vínculos a futuro.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo