• Lunes 19 Noviembre 2018
  • 7:59:19
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 5°C - 41°F
  1. Lunes 19 Noviembre 2018
  2. 7:59:19
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 5°C - 41°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Protestan sindicatos en Argentina

Agencias | Viernes 29 Abril 2016 | 14:23 hrs

Agencias |

Agencias |

Agencias |

Buenos Aires.- La devaluación, el ajuste fiscal, el juicio de los fondos buitre y la eliminación de barreras proteccionistas, la agenda de corto plazo.

El Presidente de Argentina, Mauricio Macri, afronta este viernes la primera protesta impulsada por las cinco centrales de trabajadores que exigen medidas urgentes para frenar los miles de despidos producidos en los primeros meses de su gestión.

Una avenida del centro de la capital argentina es el epicentro de la movilización, que no conlleva un paro en las actividades laborales, y a la que se adhirieron varios partidos y organizaciones políticas, sindicales y sociales.

Estaba previsto que la iniciativa uniese a las tres ramas de la peronista Central General del Trabajo (CGT) -que en los últimos años ha tenido disidencias entre sus líderes por su posición frente al kirchnerismo- y las dos de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), también dividida por su afinidad con anteriores Gobiernos.

Sin embargo, el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, se desmarcó y señaló su disconformidad con el devenir de la convocatoria.

"No estamos de acuerdo de que vengan a querer colarse este peronismo residual, mariscales de la derrota, que perdieron en todos los lados y que han conformado un partidito, porque en los partidos más importantes del país lo han perdido todo", indicó en declaraciones a Radio Mitre.

Barrionuevo criticó que diversos miembros del kirchnerismo quieran estar atrás de los sindicatos y participar en la movilización.

"Está todo desvirtuado. Algunos estamos enojados porque no es esto lo que nos llamó a una concentración cuando acordamos las cinco centrales obreras de realizar este acto con 4 o 5 puntos que era lo que se reclamaba al Gobierno", consideró.

Unas 140 mil personas perdieron el trabajo desde fines del año pasado, según cifras de sindicatos y consultoras privadas, por la crisis en Brasil (su principal socio comercial) y un fuerte ajuste del gasto público.

Los despidos ocurren en momentos en que el bolsillo de la clase media pierde capacidad de compra por la aceleración de la inflación tras la devaluación del peso y por fuertes subidas en las tarifas de los servicios públicos.

Además, 1.4 millón de personas cayeron en la pobreza en el primer trimestre, según un informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina.

En este contexto los sindicatos dejaron de lado sus diferencias internas y anunciaron una movilización conjunta al Monumento al Trabajo para anticipar la celebración del Día del Trabajo el 1 de mayo, pero que apunta a enviarle un mensaje al Gobierno.

"Hay una situación crítica en Argentina y no se avizora solución'', dijo a la agencia Associated Press, Pablo Micheli, líder de la izquierdista Central de Trabajadores de la Argentina.

"Los sindicatos tenemos un rol de resistencia frente al ajuste. Vamos a estar en la calle con mucha decisión''.

"Lo más importante para todo es que salga bien el acto en unidad con las cinco centrales", señaló a Efe José "Pepe" Peralta, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) en Buenos Aires.

A la cabeza de la manifestación está Hugo Moyano, que lidera el gremio de camioneros y una corriente disidente de la Confederación General del Trabajo, de extracción peronista.

Moyano declaró ayer jueves que Macri está en contra de los trabajadores.

Por su parte, el Jefe de gabinete de Ministros, Marcos Peña, afirmó que la situación es la misma que se viene dando en los últimos cinco años, donde no se crean pero tampoco se pierden empleos.

Definió los primeros meses de gestión como una etapa de sinceramiento en la cual el Gobierno está abocado a corregir los desequilibrios provocados por el modelo populista que imperó en la última década y que dejó como herencia un déficit fiscal equivalente a 7 por ciento del PIB, una inflación anual superior al 30 por ciento y recesión económica.

Eliminar el impuesto a las ganancias, frenar la inflación y favorecer aumentos en las prestaciones a los jubilados son otras de las reivindicaciones de hoy.

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo