• Lunes 12 Noviembre 2018
  • 12:06:52
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 15°C - 60°F
  1. Lunes 12 Noviembre 2018
  2. 12:06:52
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 15°C - 60°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

La OTAN ante un viejo conocido: otra Guerra Fría en el Este

ABC | Lunes 16 Mayo 2016 | 21:23 hrs

Tomada de Internet |

Polonia.- Varsovia se prepara ya para acoger en dos meses, los próximos 8 y 9 de julio, la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN a la cual acudirán los países del Este -con Polonia, Estonia, Letonia y Lituania a la cabeza, pero también Rumanía y Bulgaria- con un mensaje inequívoco: su preocupación «existencial» por la Rusia de Vladimir Putin y su hiperactividad militar al otro lado de la frontera, sobre todo, tras la guerra en Ucrania y su anexión de Crimea.

Desde Polonia, el mensaje que transmite su Gobierno es claro: «Necesitamos tropas de la OTAN con bases permanentes en el Este. ¿Cómo? Es un asunto aún en debate. Pero queremos que estén presentes cada día del año», afirmó su ministro de Defensa, Antoni Macierewicz, en una comida con periodistas extranjeros a la que asistió ABC. En ese mismo encuentro también estuvieron presentes la primera ministra de Polonia, Beata Szydlo, y el ministro de Asuntos Exteriores, Witold Waszczykowsk.«Rusia es un estado agresivo, las tropas rusas se despliegan cada vez más junto a nuestras fronteras, las vemos también con su aviación en el Báltico. Además, sus misiles balísticos Iskender están cerca de nuestras fronteras, en Kaliningrado. Queremos estar preparados para la reacción. Es por eso que necesitamos la presencia militar de la OTAN todos los días », enfatizó el ministro de Defensa.

La primera ministra polaca, Beata Szydlo, y el ministro de Asuntos Exteriores, Witold Waszczykowski, también subrayaron que la Cumbre de Varsovia debe concluir con «soluciones concretas» para hacer frente a una amenaza (Rusia) que podría «destruir» a Polonia y los estados bálticos. En febrero, los ministros de Defensa de los 28 países de la OTAN ya acordaron fortalecer la presencia militar de la Alianza en el flanco oriental. Tal presencia sería «multinacional, para dejar claro que un ataque contra un aliado es un ataque contra todos los aliados», subrayó entonces el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg.

Próximos ejercicios

¿Entre los planes? Un batallón en Polonia y en cada uno de los tres estados bálticos (aproximadamente de 800 a 1.000 militares en cada país); o, una versión más modesta, un batallón de la OTAN para toda la zona. Esas tropas podrían desplegarse de modo rotatorio (cada seis meses) como ya se hace en el caso de la misión de la Policía Aérea del Báltico desde 2004, aunque aquí los periodos son de cuatro meses. Toda esta nueva arquitectura de defensa de la OTAN en el Este deberá compatibilizarse con la recién creada Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF, en sus siglas inglesas) cuya «punta de lanza» terrestre lidera este año España desde el cuartel general terrestre de alta disponibilidad de la OTAN de Bétera (Valencia).

Sin ir más lejos, 1.326 militares españoles, 480 vehículos y 70 contenedores con material de la Brigada Ligera Aerotransportable «Galicia» VII (Brilat) y de Bétera empezarán a llegar a partir del próximo martes a Szczecin, la ciudad portuaria en la que Winston Churchill situó, en el norte de Polonia y hacia el sur en la italiana Trieste, el inicio del Telón de Acero. Estas tropas españolas participarán en dos ejercicios militares de la OTAN -«Brilliant Jump» y «Valiant Falcon»- y en unas terceras maniobras junto a tropas estadounidenses y polacas en el que será la mayor exhibición de fuerza militar que se recuerda en los últimos años en Polonia: 25.000 efectivos, con carros de combate M-1 Abrams, participación de la mítica 82º División Aerotransportada que llegará directamente desde EE.UU. y con un escenario ficticio pero que geográficamente tendrá el enclave ruso de Kaliningrado como referente.

Es precisamente en este territorio ruso limítrofe con el norte de Polonia y el oeste de Lituania, donde Rusia instaló el pasado año sus misiles balísticos Iskander como medida ante el desarrollo del denominado «escudo antimisiles» de la OTAN. El jueves pasado el secretario general de la Alianza Atlántica inauguraba las instalaciones de defensa antimisiles en Deveselu (Rumanía), mientras que el viernes se dieron inicio a las obras para su futura activación desde Polonia. Son indicios de la nueva Guerra Fría que se avecina en el flanco Este.

Esfuerzo solidario

Sin embargo, a nivel político o militar no quieren oír ni hablar de esta vieja terminología histórica que definió el periodo entre 1945 y 1989. Son partidarios de otros términos como «medidas de reaseguramiento. «No utilizaría ese tipo de etiquetas [...] Estamos en un tiempo de paz. Aunque, eso sí, hay preocupación por la creciente actividad militar de Rusia durante los dos últimos años», reconoce a ABC el general estadounidense Frank Tate, segundo mando del Cuerpo Multinacional del Noreste (400 militares), con base en Szczecin y única instalación militar de la OTAN con base permanente en el antiguo territorio del Pacto de Varsovia.Junto a ella, la OTAN diseñó tras la Cumbre de Gales de 2014 las pequeñas «Unidades de Integración de la Fuerza» (42 efectivos) en Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia. Estas instalaciones tiene como objetivo garantizar los trámites logísticos de la llegada de las tropas de la OTAN en caso de activación del Artículo 5 del Tratado por el cual un Estado miembro pida auxilio a la Alianza Atlántica.

«Es obvio que nos encontramos ante un incremento de fuerzas estadounidenses en el Este de Europa pero como un país miembro de la OTAN. Es papel de la Alianza Atlántica y todos sus aliados garantizar la defensa de su territorio», explica el general Tate cuando es preguntado por la reorientación militar del Pentágono hacia una Europa que ya le parecía lejana a su ámbito de influencia. EE.UU. desplegará a partir de febrero de 2017 una brigada de blindados de manera permanente, por rotación, en Europa del Este. Un despliegue que tendrá obviamente su respuesta por parte de Moscú.

Regresamos a las preocupaciones del Gobierno polaco, anfitrión de la próxima Cumbre de la OTAN, cuyo acto principal tendrá lugar en el Estadio Nacional donde tuvo lugar el partido inaugural de la Eurocopa de 2012, coorganizada con Ucrania. Preguntamos al ministro de Defensa, Antoni Macierewicz: ¿Cómo explicaría a un ciudadano español que Rusia es una amenaza que puede destruir Polonia? "En los años 90 Rusia llevó a cabo dos guerras en Chechenia. En 2008, Georgia; en 2014, Crimea y su apoyo a los separatistas en Donbass" ¿Qué más evidencias necesitan?. ¿Cree que tropas de los países de Europa occidental morirían por un país como Estonia? (pregunta un periodista holandés). "Yo lo haría por Amsterdam" (responde Macierewicz).

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo