• Martes 20 Noviembre 2018
  • 2:02:30
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 6°C - 43°F
  1. Martes 20 Noviembre 2018
  2. 2:02:30
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 6°C - 43°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

La bacteria que respira humo y que produce combustible

ABC | Martes 31 Mayo 2016 | 18:27 hrs

Archivo |

Estados Unidos.- El calentamiento global causado por la acumulación de gases de efecto invernadero amenaza con causar una crisis en el clima de la Tiera. Podrían desaparecer islas, pero lo más grave es que la naturaleza, ya enferma por la presión del ser humano, sufriría terribles daños, que al final le devolvería al hombre en forma de hambrunas y enfermedades. Para evitarlo, la ciencia busca alternativas a los combustibles fósiles (gas, carbón, petróleo) en las energías renovables o en la tan ansiada fusión nuclear.

Quizás la solución esté, una vez más, en la misma naturaleza. Daniel Nocera, químico de la Universidad de Harvard, podría haberla descubierto. Tal como ha dicho recientemente en una conferencia en el Instituto de de Política Energética de Chicago, él y su esquipo han conseguido modificar una bacteria para hacerla capaz de «comer» hidrógeno y usar la luz para absorber dióxido de carbono (CO2) y luego producir varios tipos de alcoholes, que pueden ser usados como combustible. Tal como ha informado Forbes, Nocera ha anunciado que su trabajo será publicado de forma inminente.

«Ahora mismo estamos produciendo isopropanol, isopentanol, isobutano», dijo el investigador durante la conferencia, según ha recogido Forbes. «Estos son alcoholes que puedes quemar directamente. Y vienen de un organismo que consume hidrógeno y que respira CO2. Esto es lo que este bicho está haciendo».

El «bicho» en cuestión se llama Ralstonia eutropha, una bacteria capaz de alimentarse de hidrógeno y usar la energía de la luz para absorber CO2 y transformarlo en ATP, una molécula que las células usan como moneda energética. Después de modificarla genéticamente, los investigadores han logrado que además transforme ese ATP en varios tipos de alcoholes, que luego son excretados (liberados).

Cuando hace un año, Nocera anunció que estaba trabajando en esta bacteria, los investigadores sugirieron que iba a ser difícil conseguir eficiencias lo suficientemente altas como para que mereciera la pena. Pero, tal como ha asegurado Nocera, estas bacterias podrían ser incluso más eficientes que las plantas, por término medio. Mientras que ellas tienen un 1 por ciento de eficiencia a la hora de transformar el dióxido de carbono en biomasa, estas bacterias llegan al 10,6 por ciento en términos de biomasa y al 6,4 cuando producen alcholes.

Antes de que esta bacteria milagrosa pueda hacer estas reacciones, es necesario darle a una fuente de hidrógeno. Nocera dio un importante paso en este sentido hace unos años, cuando desarrolló una hoja artificial mientras trabajaba en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) que era capaz de producir hidrógeno a partir de agua. O incluso a partir de orina o de agua sucia.

Dado que la hoja puede hacer hidrógeno a partir de cualquier agua (ya sea sucia o incluso orina), y que el CO2 está acumulado en exceso en la atmósfera, esta energía parece un candidato idóneo para obtener una fuente de energía renovable en zonas que carezcan de redes eléctricas. Por eso, Nocera busca inversores para llevar esta tecnología hasta la India.

Según este investigador, es improbable que en el futuro las bacterias puedan aborber el CO2 de la atmósfera y revertir el calentamiento global, pero sí que podrían ser capaces de producir combustibles neutrales para el medio ambiente, ya que al quemar los alcoholes producidos por ellas se libera un gas que ya previamente ha sido absorbido por las bacterias.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo