• Martes 13 Noviembre 2018
  • 21:05:39
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • -1°C - 29°F
  1. Martes 13 Noviembre 2018
  2. 21:05:39
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. -1°C - 29°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Los líderes europeos se ven las caras llenos de dudas y crisis sin resolver

El Mundo | Miércoles 19 Octubre 2016 | 23:00 hrs

|

Bélgica.- Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnen este jueves y viernes en Bruselas con más dudas, frentes abiertos y falta de liderazgo que nunca. Las crisis que gestionar son abrumadoras. La de refugiados y fronteras, la generada por el Brexit todavía no iniciado por Reino Unido, la del auge del populismo o la que puede provocar la "diáspora terrorista" hacia Europa tras el inicio de la batalla por Mosul. Y la ausencia de un proyecto y una guía clara provoca parálisis y una reacción lenta y poco decidida.

Los líderes comunitarios llegarán al mediodía a Bruselas con la intención de pasar por alto dos de los temas principales de la agenda internacional: precisamente la aparentemente inevitable salida de Reino Unido de la UE y la insoportable tensión con Rusia en cada vez más frentes: el Este de Ucrania, el espacio aéreo, en Siria, en sus colaboraciones con Irán, en la propagante antieuropea o en los ciberataques constantes impulsados desde Moscú. Y, encima, con la imposibilidad de Holanda de ratificar el acuerdo de cooperación con Ucrania, tras un referéndum fallido, que obligará al primer ministro Mark Rutte a pedir un encaje complicado en la legislación comunitaria.

Habrá encuentros bilaterales con Theresa May, incluyendo uno de Jean-Claude Juncker, pero nada oficial ni que quede plasmado negro sobre blanco. Nada hasta que Londres arranque el proceso, presumiblemente en marzo.

Mientras, las grandes capitales tratan de combinar la gestión de cada vez más problemas con una dura realidad: en los próximos 12 meses el electorado decidirá el futuro de los gobiernos de Francia, Alemania, Italia y Holanda. Y, sobre todo Berlín y París, necesitan la mayor tranquilidad posible para no dar armas a sus rivales en las urnas, lo que generalmente se ha traducido en perfiles más bajos, pocas decisiones y desde luego agendas nada ambiciosas durante los meses previos a los comicios.

Su discusión entre la tarde del jueves y la mañana del viernes se centrará en asuntos migratorios. Los refugiados ya no son los protagonistas, ni la prioridad, sino la necesidad de proteger las fronteras exteriores y gestionar los flujos de llegada en el mediterráneo central. Así se desprende del borrador de conclusiones en el que trabajan desde hace semanas los 28 embajadores permanentes ante la UE, con mucho énfasis en una idea: las fronteras de un país son las de todos. Y trabajo conjunto para unificar bases de datos, colaborar con países africanos y mejorar las capacidades comunitarias.

"El Consejo Europeo hace un llamamiento para que se adopte con rapidez el Código de fronteras Schengen para hacer efectivos los controles sistemáticos de todos los viajeros que cruzan las fronteras exteriores de la UE, y pide al Consejo que establezca de aquí a finales de 2016 su posición sobre un Sistema de Entradas y Salidas. Espera con interés la próxima propuesta de la Comisión con miras a la creación de un Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes que permita efectuar de forma previa controles de seguridad de los viajeros exentos de la obligación de visado y, en caso necesario, denegarles la entrada", indica el documento provisional.

No hay en los textos muchas referencias a la situación de las decenas de miles de personas que siguen llegando, salvo para instar a "los Estados miembros a que intensifiquen sus esfuerzos a fin de acelerar la reubicación, en particular en el caso de los menores no acompañados, y los programas de reasentamiento existentes. Y sí muchas a cómo reducir los flujos con "esfuerzos adicionales para acelerar los retornos desde las islas griegas a Turquía", el "nombramiento de coordinadores permanentes en los puntos críticos griegos" y que "se realicen mayores progresos respecto del conjunto de los compromisos incluidos en la Declaración UE-Turquía".

EL segundo punto de la agenda es el comercio, con mucho énfasis es cómo combatir la competencia desleal. En este contexto, el Consejo Europeo considera "que es preciso hacer frente de manera eficiente y vigorosa a las prácticas comerciales desleales. Para proteger los puestos de trabajo europeos, garantizar la libre competencia en unos mercados abiertos y preservar el libre comercio, reviste vital importancia que los instrumentos de defensa comercial de la UE sean eficaces frente a desafíos de ámbito mundial".

Lo que lleva directamente al elefante en la habitación: el fracaso del acuerdo de libre comercio con EEUU, el célebre y denostado TTIP, y el enorme problema por el bloque que la región belga de Valonia mantiene al CETA, el equivalente con Canadá. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, dio a Bélgica de plazo hasta el viernes para que lograra el visto bueno del parlamento valón para firmar el acuerdo y poder ratificarlo con Canadá la semana próxima. Pero ahora mismo parece inviable y los jefes de Estado y de Gobierno deberán discutir la situación y posibles opciones.

El tercer elemento lo componen "otras cuestiones económicas y mundiales"; un cajón en el que caben la Estrategia para el Mercado Único Digital, la Unión de Mercados de Capitales, la Unión de la Energía y la Agenda del mercado único. Temas esenciales para el futuro de la UE que por unos motivos u otros no acaban de cuajar o de completarse. Y sobre los que no se esperan conclusiones concretas.

Por último el borrador más actualizado de la discusión incluye una sencilla frase sobre Rusia. "El Consejo Europeo ha mantenido un debate estratégico de orientación sobre las relaciones con Rusia". No está claro qué tipo de discusión habrá y si se vinculará directamente con la situación en Siria o en Irak (temas que fueron tratados por los ministros de Exteriores el pasado lunes en Luxemburgo), pero que son de la máxima importancia para los próximos meses.

Los jefes de Estado se verán las caras mientras los ministros de muchos de ellos están en París para un encuentro internacional convocado por Francia para estudiar qué hacer con Mosul.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo